vuelve con 'Hierro' a Movistar+

Candela Peña: "En esta sociedad, si das tu opinión te tachan de problemático"

La actriz, nominada al Goya por 'La boda de Rosa', regresa a Movistar+ con la segunda temporada de 'Hierro'

Candela Peña: A Tosar o Bardem no les llaman ’hombres de mediana edad’. / JORDI COTRINA / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

Candela Peña (Gavà, 1973) asegura que está en su mejor momento, más "divi" que nunca. "Si a los 20 no te enteras de nada y a los 30 vas todavía despistada... Es a los 40 cuando lo partes", dice. La actriz catalana, poseedora de tres Goya (por 'Te doy mis ojos', 'Princesas' y 'Una pistola en cada mano'), vuelve a estar nominada a los premios del cine español por 'La boda de Rosa' y este viernes 19 de febrero estrena la segunda temporada de 'Hierro' en Movistar+, una de las series españolas más aclamadas del último curso y en la que repite con un personaje protagonista, el de la jueza Montes, que en estos ocho episodios "está mucho más sola", adelanta.

Cuando su personaje llegó a la isla la pasada temporada se la vendieron como un sitio en el que nunca pasaba nada, y acabó con unos cuantos asesinatos. En los nuevos episodios también se le acumulan las muertes.

Eso tendríamos que preguntárselo a Pepe Coira, el creador y guionista de la serie... Pero en esta isla es donde más he oído yo eso de "lugar pequeño, infierno grande". ¡Tú no sabes la de cosas que pasan en el Hierro! Es una isla muy misteriosa y con historias desde los guanches.

En la segunda temporada, la jueza Montes ya está más establecida en la isla.

Solo han pasado dos meses desde la primera temporada y está más acostumbrada a la isla. Pero está mucho más sola, mucho más enfadada, le parece todo más injusto, se hace muchísimas más preguntas... Duda de todo, incluso del sistema, porque la justicia casi siempre está hecha para el que la incumple. Ella quiere cumplir la justicia como jueza, pero como persona muchas veces no la comparte.

Parece que ambas tienen cosas en común, porque es una mujer que dice las cosas como las siente, igual que usted.

Yo no tengo nada que ver con la jueza Montes. Y no creo que la jueza diga lo que quiere decir, sino lo que debe decir. Yo no estoy sola, yo no estoy enfadada, yo estoy donde quiero estar. Vivimos en un sistema y en una sociedad en la que, si das tu opinión, te tachan de problemático. Y yo soy simplemente alguien que da su opinión. También en la prensa etiquetáis mucho y deberíais asumir responsabiliades, sobre todo las mujeres periodistas. Deberíais suprimir algunos adjetivos como mujer fuerte. Yo nunca leo un hombre fuerte o un hombre de la mediana edad.

Le molestan las etiquetas.

Yo no soy lo que la prensa quiere que sea. Esa cosa de que Candela no tiene pelos en la lengua. ¿Pero qué tonterías son esas? Que se nos respete. Que la cara de Demi Moore es suya, no es patrimonio de la humanidad y que a las mujeres no se nos juzgue hasta por lo que hace una con su cara.

Siempre reivindica una portada en una revista de moda.

Yo sé perfectamente el físico que tengo y a las mujeres que dirigen revistas de mujeres les digo: den portadas a mujeres con talento, con vidas con esfuerzo, que no solo se premie la belleza y la apariencia externa. Yo soy la primera que ama la moda y la belleza, pero demos también espacio al tesón. Porque habrá niñas de entornos rurales a las que les llega un artículo de una actriz y hay que contarles que esto es pico y pala. Igual que digo que a las mujeres casi siempre se nos dirige, se nos produce y se nos escribe desde los hombres. Y dentro del imaginario colectivo del caballero, tú estás hasta que dejas de estar visiblemente apetecible, y eso para ellos suele ser a partir de los 40. A partir de entonces te escriben enfadada, puteada, enferma, como un coñazo de tía... ¡Y no, tíos! Si a los 20 no te enteras de nada y a los 30 vas todavía despistada. Es a los 40 cuando lo partes.

¿Está entonces en su mejor momento?

Yo lo parto ahora. Lo mejor que he leído en mi vida es cuando en 'Princesas' Fernando León puso de mi personaje: Calle, belleza discutible. ¡En todos los demás guiones no te puedes imaginar lo que he leído cuando me ofrecían personajes! Y yo ahora me veo 'divi'. Sobre todo, ahora me enterado de que a la negación, a todo lo que sea para quitar, para borrar, le digo que no. Y a lo que sea para sumar, que sí.

Usted no fue la primera opción para interpretar a la jueza Montes en 'Hierro'.

La primera idea que tenía Pepe Coira en su cabeza era de una jueza joven, recién salida de la facultad. Luego pasó por diferentes canales generalistas y le dijeron que no. Y cuando cayó en Movistar, aquí plantearon una actriz más mayor, con más experiencia. Y entonces al final alguien lanzaría mi nombre y pensarían: ni entre chicha ni 'limoná'.

¿Cómo va la serie que ha escrito, 'Puerto y Camino'?

Pilar Castro será Camino, que dirige una revista femenina, y yo interpretaré a Puerto, que dirige un canal de deportes. Además hay una abogada y una bióloga. Es una serie de mujeres a partir de los 35 años, que han renunciado a lo que aparentemente representa llevar una vida de mujeres convencionales, como la maternidad, para ser altas ejecutivas. Y cuenta que el haber renunciado a todas esas cosas tampoco les garantiza la felicidad. La va a producir Isabel Coixet y estamos en conversaciones avanzadas buscando plataforma.

Candela Peña, en 'La boda de Rosa'

/ ARCHIVO

Este año se podría llevar su cuarto Goya por 'La boda de Rosa'.

Estoy muy satisfecha de que los que votan, la gente de mi profesión, se hayan dado cuenta del trabajo que hay detrás de Rosa, la composición de ese eterno escudero. Yo con ella intenté construir a un Sancho Panza, a alguien que está al lado tuyo y si le dices que eso son gigantes, no te va a contradecir, sino que te acompañará en tu locura.

La última vez que recogió un Goya, su discurso, poniendo en evidencia la falta de recursos de la sanidad pública y pidiendo trabajo para alimentar a su hijo, se hizo viral.

Y lo único que se resaltó fue: fíjate qué problemática por decir eso. En mi casa siempre me han dejado hablar. A mi madre, que eran 14 hermanos, no la dejaron, así que dijo: a mi hija no le pasará lo mismo. Yo simplemente hablo, no quiere decir que lo que yo diga tenga razón, pero no entiendo por qué a la gente que da su opinión se la tacha de rara. A mí no me pareció nada resaltable, dentro de la alegría que yo tenía, decir: chicos, hace tres años que no trabajo. Aparte, yo salía de un momento terrible en mi vida personal. Mi madre me dice: te dan premios no porque te los merezcas, sino para que subas y digas cosas, porque luego la lías. Así que imagínate dónde está colocado mi ego. Yo siempre tengo los pies en la tierra.

Ahora vuelve a no tener trabajo, aparte de sus colaboraciones en 'La resistencia' de Movistar+.

Pues no tengo, no. 'Hierro' la acabé en agosto del año pasado. Ahora tengo que trabajar y seguir. A veces me dicen: le podrías poner más fantasía a tu profesión. Yo la fantasía la pongo en los personajes, en lo demás no quiero contar milongas, ni tampoco que los demás las cuenten. Si es que ha pasado una pandemia, estamos todos en casa, a lo mejor es el momento de contarnos las verdades del barquero. Y yo lo que pienso es que no hay ningún actor en esta profesión super de izquierdas y superprogresista que haya dado la cara por una chica y que haya dicho: que pongan a estar la primera, que es la protagonista, que yo cobro lo mismo que ella y si no, no la hago. Eso no sucede.

Te puede interesar

Sin embargo, nunca ha sido defensora de la política de cuotas.

Yo lo que digo es que no todas las mujeres tienen talento. Y me da una rabia absoluta que las cuotas sean necesarias para que una mujer pueda acceder a un trabajo. Sé que son necesarias, pero me fastidia que tenga que ser así.