TÚ Y YO SOMOS TRES

Solo Laura Borràs recibió el cariño de Sanchis

Laura Borràs y el abrazo de Sanchis (TV-3).

Laura Borràs y el abrazo de Sanchis (TV-3).

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Entre las ocho y las nueve de la noche iban llegando los políticos. Lluvia en los cristales. Frío. La llegada más pintoresca, la de Dolors Sabater. Llegó en taxi (también lo hizo así Carlos Carrizosa) pero al taxi de la candidata de la CUP no le precedía el vehículo de seguridad como al resto de políticos. En su caso era un señor que circulaba montado en vespa humilde. ¡Ah! Fue un golpe simpatiquísimo:  parecía que toda la seguridad de la señora Sabater estaba a cargo de un repartidor de pizzas.

En la entrada de TV-3 les aguardaba la vicepresidenta de la Corpo Núria Llorach. Les recibía a pié de vehículo. A un costado, más alejado, miraba sin intervenir el todavía director de TV-3 Vicent Sanchis. El candidato de ERC Pere Aragonés se acercó un momento a saludarle. A una cierta distancia. Un visto y no visto. Del resto, no habló con ninguno en esta entrada lluviosa y fría.

Excepto cuando llegó Laura Borràs. ¡Ahh! Ese sí fue un recibimiento con cariño. Ella le vió enseguida. Se dibujó en su rostro una alegría. Fue avanzando hacia él. Grácil. Sonriente. Decidida. Y Sanchis, al ver que se acercaba, también se puso en movimiento.  Quedaron frente a frente enseguida. Volatilizada la distancia de seguridad, Sanchis tuvo un impulso irreprimible. Abrió los brazos. Los proyectó hacia ella. Como para cobijarla y transmitirle un calorcillo. La agarró a la altura de los codos. Con una delicada mezcla de ímpetu y ternura. Y consiguieron una estampa muy bonita. ¡Ah!  No sabemos lo que se decían. Pero hay gestos de una elocuencia indiscutible.

Noticias relacionadas

Del debate, y la clásica pregunta ¿quién ganó?  les remito a los finos analistas de este diario. Acabo de ver en ‘Tot es mou que la puntuación máxima se la otorgan a Alejandro Fernández del PP. Tratándose de TV-3, una maravilla. Los estudiosos de la ciencia política siempre advierten, no obstante, que lo más importante de un debate no es ganarlo: con no perderlo vas que chutas.

Sí que me corresponde a mí valorar la pincelada de Ignacio Garriga (VOX). Exigió el cierre de  TV-3. Hombre, ya advertí una vez que para cerrar TV-3 solo hace falta mandar un lampista, con unos alicates, al piruli de Collcerola y que corte un par de hilos. No lo recomiendo. A TV-3 no hay que cerrarla. Hay que refundarla. Se desalojan un par de despachos, y listo. El resto, incluidos apóstoles con púlpito fijo, seguirán obedeciendo, sin rechistar, las nuevas consignas.