TÚ Y YO SOMOS TRES

Descuartizando a mamá (bis)

Kiko Rivera en ‘Domingo Deluxe’ (Tele-5).

Kiko Rivera en ‘Domingo Deluxe’ (Tele-5).

2
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

No sabemos lo que le ha pagado Tele 5 a Kiko Rivera para que haga un bis, una repetición, de aquel descuartizamiento público que practicó en esa misma cadena sobre su mamá Isabel Pantoja a mediados de noviembre. Sea cual sea la cifra, para Tele 5 resulta un negocio colosal.

Enero está a punto de concluir, y entre Kiko y el 'Festival cornúpeta del Caribe' ('La isla de las tentaciones'), es muy posible que consigan remontar la diferencia que les separa de Antena-3 TV. Han mantenido a Kiko en el plató casi cuatro horas seguidas. Todo el 'Domingo Deluxe' dedicado a este bis de la  carnicería. Se esmeraron en lanzar anzuelos para que la audiencia quedásemos atrapados, ávidos de ver de nuevo la autopsia sobre mamá viva practicada por su hijo en la 'morgue' de Tele-5 («Kiko ha tomado una drástica decisión! ¡No hay vuelta atrás! ¡Desvelará todo lo que ha callado hasta este momento! ¡Cantora en estado de alarma! ¡Ha llegado el momento más temido por Isabel Pantoja!», a pesar de tan hermosas expectativas, les decía, la única novedad en este bis ha sido cuando Kiko anunció: «Le doy a mi madre 24 horas para que me rinda cuentas», y si no lo hace, requerimiento notarial y demanda judicial. Hombre, eso tarda en decirse aproximadamente 20 segundos.

Noticias relacionadas

El resto del tiempo, hasta las cuatro horitas, aquel tanatorio fue regado con las vísceras que quedaban de la sesión anterior, con alguna nueva escisión en la zona intestinal, en plan cotilla, del tipo: «El día que le comuniqué que me iba a casar me contestó: la exclusiva la cobro yo, y si no, no voy a tu boda». Hombre, eso lo único que demuestra es algo que ya sabíamos: que cuando se trata de arramblar pasta, no hay familia. Pero en general abundaron los golpes de berbiquí, en plan trepanación craneal sin anestesia, como cuando acusó a su madre y a 'tito' Agustín de realizar: «Comentarios xenófobos contra mi hermana Chabelita», y que hasta han estado a punto, varias veces, de quitarle los apellidos.

En fin, este es el negocio instituido. Que Kiko necesita dinero, parece indiscutible; pero es Tele-5 quien le suelta el fajo para que evacue cada vez que le necesitan. No sé si Isabel Pantoja se atrevería a querellarse contra todo este turbio negocio a costa suya. Digo que no sé si lo haría porque, para acabar de enfangar el asunto, resulta que la Pantoja ¡sigue también con contrato multimillonario en Tele-5!