TÚ Y YO SOMOS TRES

Hospital sin quirófano, restaurante sin cocina

Parodia de la presidenta Ayuso (La Sexta).

Parodia de la presidenta Ayuso (La Sexta). / LA SEXTA

Se lee en minutos
Te puede interesar

Hay que reconocer que la señora Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, se está ganando a pulso las chirigotas que lo programas de humor le dedican. En 'El intermedio' (La Sexta) llevan tiempo propinándole unos meneos de abrigo. Cristina Gallego, el mejor fichaje que ha hecho este programa esta temporada, le hace una clonación elevable a categoría artística. Esta semana visitó a un enfermo ingresado en su nuevo hospital, esa tremenda estructura que ha construido, tan controvertida por muchos porque la consideran inútil, y el paciente (papel a cargo de Dani Mateo) le decía que lleva todo un día ingresado y que no le ha visitado ningún médico todavía, y que hiciera alguna cosa porque ya había perdido el olfato. La Presidenta le contestó restando importancia al asunto: «No te preocupes, todos perdemos cosas cada día. Aquí mismo, durante las obras, se nos han perdido los quirófanos por el camino. De todas formas un quirófano en un hospital es como un bidet en un cuarto de baño: no sirve para nada». ¡Ah! Este asunto de los quirófanos del hospital de la señora Ayuso es de traca, sí. Parece que no hay ni uno. Es posible que esta presidenta sea adicta al programa de Chicote '¿Te lo vas a comer?' y haya quedado impresionado con la última entrega, que llevaba por título ‘Comida de quinta gama’. Nos contó Chicote que cada vez se abren más restaurantes sin cocina. Son establecimientos muy baratos de montar. No necesitan cocineros ni nada de lo que caracteriza el arte de la creación gastronómica. Solo tienen un horno para calentar los productos precocinados que les mandan en una furgoneta. Y marchando. ¡Ah! Esto de los restaurantes sin cocineros ni cocina ha debido subyugar a la señora Ayuso. Y ha implantado el mismo sistema en su macro tinglado sanitario: un hospital sin quirófanos. Quizá llegue incluso a conseguir un hospital sin médicos. Yo creo que deberían darle el Premio Alfred Jarry, que fue el inventor de la patafísica.

Quizá la presidenta Ayuso también se ha inspirado en lo que ahora impera en algunas cadenas televisivas: programas informativos sin periodistas. Buscan criaturas que den bien delante de la cámara, buena figura, les adiestran en el arte del posturismo, y recitan. Les llaman comunicadores. Lo mismo sirven para leer una noticia que para hacer un anuncio de caldo de pollo. Son comodísimos.