TÚ Y YO SOMOS TRES

Cuando el fútbol no era una piscifactoría

Maradona, Cyterszpiler y Minguella (de pié).

Maradona, Cyterszpiler y Minguella (de pié).

Se lee en minutos

Del golpe televisivo mundial que ha significado la noticia de la muerte de Diego Armando Maradona hay que resaltar las palabras, entre lágrimas, de su amigo y gran guardameta, Jorge D’Alessandro, en el programa especial que hizo Josep Pedrerol en La Sexta ('El Chiringuito de Jugones'). D’Alessandro, sollozando, decía: «Diego representa el fútbol pobre. Me identifico. Empezamos de la nada.  Jugábamos con las zapatillas rotas. Ahora el fútbol es de piscifactoría. Ahora todo es artificial, hasta la hierba. Es el progreso, de acuerdo, ¿pero ese es el fútbol de verdad? Diego humanizó el fútbol, y humanizó también la otra parte de su vida, esa parte en la que se equivocó, sí, se equivocó por eso, porque era humano». Fue una intervención muy emotiva, y muy certera. También Francesc Garriga hizo un 'Onze' especial en Esport3. Allí Xavi Torres verbalizó una valiente denuncia acerca de cómo fue tratado Maradona por los altos gerifaltes que manejan el mundo del fútbol: «Si un poeta da doping positivo nadie le retira de la poesía. Si un músico da doping positivo no le retiran de la música. El mundo del fútbol, cuando Maradona da doping positivo, lo que hizo es quitarle el fútbol.  No lo puedo entender. Lo hundieron». Tiene toda la razón Xavi Torres

Te puede interesar

Una de las personas más buscadas por la tele en estas horas de luto mundial ha sido Josep María Minguella. Estoy de acuerdo, Minguella fue quien trajo Maradona a Europa, al Barcelona. Su conocimiento es enciclopédico. Quiero destacar su momento en 'Al Rojo Vivo' (La Sexta) cuando Ferreras le pide que cuente cómo fue su negociación con la Junta Militar Argentina, aquel tétrico paisaje de los Videla, Lacoste, Gualtieri y Massera. Contó Minguella: «En 1980 llegó el contrato a Barcelona, pero Maradona no. Había 'un problemita'. Me entrevisté en Buenos Aires con el almirante Carlos Alberto Lacoste.  Una entrevista tenebrosa. Allí me lo dijo: no permitimos la salida de Maradona de Argentina hasta el Mundial de 1982.  Y así fue». Y puso entonces el programa esta foto que ilustra esta columna. Esta imagen en el interior de un avión: Maradona, su entonces representante y mánager Jorge Cyterszpiler, y Minguella de pié, con un pitillo entre los dedos. ¡Ah! Eran aquellos tiempos que en los aviones se podía fumar. Eran aquellos tiempos en que el fútbol no era una piscifactoría.

 

Temas

Maradona