01 dic 2020

Ir a contenido

30º ANIVERSARIO

Will Smith y Janet Hubert hacen las paces en el reencuentro de 'El príncipe de Bel-Air'

"No puedo hablar de comprensión teniendo a alguien con quien no he hablado en casi tres décadas", le dice el actor a su excompañera en el capítulo especial emitido en EEUU

El Periódico

Imagen de la serie ’El príncipe de Bel-Air’, protagonizada por Will Smith. 

Imagen de la serie ’El príncipe de Bel-Air’, protagonizada por Will Smith. 

Casi 30 años después, se hizo la paz por fin en la familia Banks. ‘El príncipe de Bel-Air’ ha celebrado su 30º aniversario con una reunión del reparto original que ha servido para enterrar el hacha de guerra que mantenían en sus manos Will Smith y Jane Hubert desde hacía 27 años. El capítulo especial de la legendaria serie, emitido este jueves por HBO Max, ha puesto punto final al enfrentamiento entre su protagonista estrella y la actriz que interpretó a la tía Vivian en las tres primeras temporadas. Al reencuentro solo ha faltado James Avery, el tío Phil, fallecido en el 2014.

En esta entrega especialísima se ha podido ver a los artífices de la popular telecomedia de los años 90 entregados a recordar con nostalgia en la propia mansión los momentos que compartieron durante la grabación. Juntos repasan anécdotas, secretos, alegrías y alguna que otra pena, como el fallecimiento de Avery. "Estas son las personas que me hicieron el hombre que soy hoy", asegura Smith en un pasaje del capítulo.

Según explica ‘The Hollywood Reporter’, la conversación del reencuentro entre Smith y Hubert tuvo lugar el día anterior a la reunión con el resto del reparto. La actriz confesó que el proceso de ruptura con su compañero en la serie fue "duro" y que perdió mucho en esa guerra que ha durado casi 30 años.

Para Hubert, todo empezó a estropearse al quedarse embarazada mediada la tercera temporada: “Había muchas cosas sucediendo en mi vida y también en la de Will. La vida en casa no era buena en absoluto. Ya no me reía, ya no sonreía o bromeaba porque estaban pasando cosas que nadie sabía. El reparto no tenía ni idea de lo que estaba pasando”, confiesa.

Desterrada de Hollywood

Para colmo de males, Hubert desvela que recibió una pobre oferta para seguir en la serie y que se decidió cambiar de actriz tras rechazarla. Su marcha acabó provocando que fuera ignorada en Hollywood. "Me habían desterrado y ellos me dijeron que fuiste tú quien me desterró porque tú eras Will. Eras solo un crío. Fue muy duro", le dice a Smith.

Smith no tiene reparos en disculparse y asegura que ahora que es padre harías las cosas de una forma diferente: "Puedo ver cómo hice el rodaje muy difícil para Janet. Con 21 años todo era una amenaza para mi". “Estaba cegado por el miedo, las bromas y la comedia. Ahora puedo ver el nivel de dolor y de dificultades que tenías que pasar simplemente por ir a trabajar cada día”.

Hubert lo pasó mal fuera de la serie. "Decir que una mujer negra es difícil en Hollywood es un beso de la muerte y ya es suficientemente complicado ser una mujer con la piel oscura en este negocio", le comenta a Smith antes de que este sentencie: “La persona que quiero ser es alguien que te protege, no alguien que libera los perros contra ti”.

Emocionante epílogo

Al final, los dos se piden perdón mutuamente y Smith se alegra de haber tenido una conversación tan reconfortante. Luego Hubert se reúne con el resto del reparto y ve por primera vez a Daphne Reid, la actriz que tomó le tomó el relevo como tía Viv en las otras tres temporadas de 'El príncipe de Bel-Air'. "No puedo hablarle a la gente de comprensión teniendo a alguien con quien no he hablado en casi tres décadas", dice Smith antes de soltar la frase más emotiva del reencuentro: "Todavía eres mi tía Viv".