26 nov 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Chicote: "Mucha de la comida china a domicilio resulta desasosegante"

"La gente esperaba un programa de denuncia como este", asegura el chef madrileño ante el estreno de la tercera temporada de '¿Te lo vas a comer?'

Juan Carlos Rosado

El chef Alberto Chicote, encargado de los programas ’Pesadilla en la cocina’ y ’¿Te lo vas a comer?’, en La Sexta.

El chef Alberto Chicote, encargado de los programas ’Pesadilla en la cocina’ y ’¿Te lo vas a comer?’, en La Sexta. / JOAN CORTADELLAS

A Alberto Chicote le pilló en marzo el largo confinamiento grabando la tercera temporada de '¿Te lo vas a comer?', el espacio de denuncia culinaria de La Sexta que vuelve este jueves a las 22.35 horas. Por lo pronto, el chef madrileño y su equipo se han tenido que 'comer' dos programas que quedaron inconclusos por culpa del maldito coronavirus. Solo se podrán emitir seis capítulos de esta entrega, pero a tenor de la ilusión que destila en sus respuestas el simpático cocinero televisivo serán suficientes para dejar al espectador con ganas de más...

¿Le sorprendió el exitazo que tuvieron las dos primeras temporadas de su programa o se barruntaba algo parecido?

Partiendo de que a los españoles cada vez les interesa más los temas relacionados con el consumo, un programa de denuncia como este era algo esperado por la gente.

¿Cuál de los programas de esta entrega le ha quedado mejor?

A mi me gustan todos. Contestaremos a todas las preguntas que se hace la gente. Hay uno que me gusta mucho, el del reetiquetado de los productos que no son nuestros y se termina vendiendo como si lo fueran. Creo que es importante dar voz a todos los que lleva mucho tiempo quejándose de este engaño sin que les hagan caso.

¿Hay mucho fraude en el pan que comemos los españoles?

No lo puedo decir porque no tengo los datos suficientes, pero sí creo que hay más del que debería haber. Bajo el cartel de pan de masa madre, que todos identificamos como de mayor calidad, se esconden algunos productos que no cumplen las condiciones necesarias para poder venderse con esa etiqueta. El consumidor está muy desvalido porque no tiene manera de comprobarlo.

¿Es cierto que hay restaurantes que el 100% de lo que ofrece en la carta es precocinado?

Hay algunos que lo hacen sin incumplir ninguna norma de higiene sanitaria, pero que no se lo dejan claro a sus clientes. Dicen que lo están elaborando todo, aunque en realidad lo que hacen es comprar un producto y terminarlo. Quien trabaja en esas condiciones, a la hora de conseguir locales para un restaurante, como no necesita una cocina para cocinar, se encuentra en mejores condiciones que los demás.

¿Ha descubierto mucho fraude en la cocina ecológica?

Hemos comprobado que no todo el mundo que pone a su local esa etiqueta cumple con las condiciones necesarias para que ese marchamo de calidad que establece la UE responda a la realidad. Nosotros siempre partimos de una denuncia de alguien que se queja de asumir todos los costes de un producto ecológico mientras otros no lo hacen, vulneran la ley y ejercen una competencia desleal.

"Se me ponen los pelos de punta pensando que las Campanadas cerrarán este paréntesis"

¿Ha pedido alguna vez comida china para consumir en casa?

Yo es que no pido nunca comida a domicilio. Pediría comida a domicilio de algunos de mis compañeros para apoyarles, pero como vivo fuera de la ciudad y no llega el servicio no puedo hacerlo.

¿Hay mucho de verdad en esa leyenda negra de la comida china?

Esto ha cambiado en los últimos meses. Cuando nos planteamos hacer el programa, la comida china era la más demandada a domicilio. Tiramos del hilo y comprobamos que en muchos casos el resultado era desasosegante. En otros, era satisfactorio. Sería injusto que todos los chinos hacen las cosas de una manera u otra. Hay gente que hace un trabajo fantástico mientras que otros… ¡Madre mía!

¿Ha recibido presiones por las denuncias que se hacen en este programa?

Nunca. Ni una llamada ni media. Es más, las he recibido para darme palabras de aliento y de ánimo. Todo el mundo sabe que la denuncia y el conocimiento son las cosas que nos pueden hacer mejorar.

¿No se le ha ocurrido tocar algún tema relacionado con el covid y el confinamiento?

Es que grabamos todo antes del confinamiento. Nuestra intención era grabar 11 programas y solo podemos emitir seis porque dos de ellos quedaron inconclusos por la pandemia.

¿Cree que con la aparición de la vacuna estamos todavía a tiempo de salvar gran parte de los restaurantes y bares?

Todo dependerá de cuándo empecemos a percibir seguridad en los restaurantes y de cómo vaya la recuperación económica de nuestros clientes. Ponerle fechas es absurdo. Confío en que llegue pronto el momento de cerrar este paréntesis.

¿Sigue usted indignado con las limitaciones que se están imponiendo a los restaurantes por la pandemia?

No es que esté cabreado. Es que es un tema que me cuestiono porque no lo termino de entender. No entiendo que el criterio porcentual es el que se haya fijado para limitar el aforo. Lo importante son las medidas de seguridad. Habrá restaurantes que ya tenían colocadas las mesas a dos metros, con lo que no tiene sentido reducirle el aforo a la mitad. Mientras que otros, como el mío, por tener las mesas muy pegadas entre ellas me debería afectar en mayor grado porcentual. 

"Solo abro mi restaurante los fines de semana porque los martes dábamos dos comidas"

¿Qué tal va su restaurante de Sol en Madrid?

Lo tuve que cerrar tres semanas en verano por el positivo de un trabajador. Ahora solo está abierto de viernes a domingo porque entre semana la zona de Sol está desierta. Hubo un martes que dimos dos comidas. Tres días a la semana no es suficiente para tener beneficios, pero por lo menos tenemos menos pérdidas que antes.

Lleva ya siete años dando las Campanadas. ¿No se cansa?

No, me encanta. Poder participar en un momento tan global para el país me parece maravilloso.

Pero este año todo será más triste, ¿no?

Pues yo creo que van ser muy ilusionantes. Tengo la sensación de que todos vivimos un paréntesis que se abrió el 13 de marzo y que queremos que se cierre cuanto antes. Tenemos todos esperanzas de que en el 2021 se cierre el paréntesis. Se me ponen los pelos de punta diciendo esto. El maldito 2020 nos ha traído mucho dolor y frustración, pero ese cartel de la Puerta del Sol que se iluminará con lo de “Feliz 2021” va a tener esta vez más significado que nunca.  

¿Qué tendría que ofrecerle Mediaset para cambiarse de cadena?

Eso no me lo he planteado nunca. Estoy feliz en Atresmedia. Empecé con ellos, me lo he pasado muy bien y hemos tenido muchos éxitos y buenos ratos y de momento no me planteo cambiar de cadena. No es cuestión de lo que te puedan ofrecer, sino de lo que tienes donde ya estás.