TÚ Y YO SOMOS TRES

Turbulento debut de Cintora en TVE-1

El estreno del programa 'Las cosas claras' provoca rechazo en los profesionales de TVE

Jesús Cintora con Fernando Simón.

Jesús Cintora con Fernando Simón.

1
Se lee en minutos
Ferran Monegal
Ferran Monegal

Crítico de televisión

ver +

Ha sido más noticia por las turbulencias que ha causado en el interior de TVE que por el programa en sí con el que ha debutado. Me refiero a Jesús Cintora y su estreno en TVE-1 Las cosas claras. El Consejo de informativos de RTVE ha comunicado sonoramente su discrepancia. La directora de magazines, Isabel Cacho, ha dimitido por ser también contraria. Acusan al nuevo supermán que ahora manda en TVE, Enric Hernández, de haber conculcado los estatutos de la corporación pública que prohiben –como tantas TV públicas– externalizar los servicios informativos al ser este programa producido por una productora privada (LaCoproductora), al ser Cintora un periodista contratado, ajeno a los más de seis mil trabajadores que tiene en nómina RTVE, y añadiendo –dicen– un equipo de más de 25 personas también ajenas a la corporación. ¡Ahh! La situación en TVE sigue en estado de zafarrancho.

Parece que el ingenioso contorsionismo semántico diciendo que este programa no es informativo, sino de entretenimiento o de actualidad, parece que no acaba de colar. ¿Y qué es Las cosas claras?  cabe preguntarse. Pues es un informativo, eso es indudable, un informativo de autor, eso sí, en la línea de Al rojo vivo, pongamos por caso,  programa estrella de La Sexta contra el que TVE pretende luchar. Trabaja Cintora la técnica de los anzuelos, avances con grandes titulares sobre lo que nos enseñarán más adelante, con golpes musicales incrustados,  o sea, el habitual sistema que usan las cadenas privadas para mantener a la audiencia enganchada.

El golpe de efecto inicial ha sido una breve entrevista a Fernando Simón, que ahora es noticia porque un buen número de Colegios de Médicos han pedido que sea cesado. La entrevista podríamos calificarla de instrumental, para que Simón tenga la oportunidad de contestar. Ha dicho: «Ni quiero ni no quiero mantenerme en el cargo. Esto no es un regalo. Soy un servidor público». En eso tiene razón: es un funcionario que cumple –mejor o peor– un encargo. El cese no depende de él.

Noticias relacionadas

Entrevistó también Cintora al juez Castro, célebre por haber sido el instructor del caso Nóos. Fue contundente contra las vergonzosas martingalas del Rey emérito o cesante. En fín, iremos siguiendo este programa. Y las turbulencias de TVE que le puedan ir acompañando.