TÚ Y YO SOMOS TRES

El presentador detesta lo que presenta

Risto Mejide renegó de este vídeo (Cuatro).

Risto Mejide renegó de este vídeo (Cuatro).

Se lee en minutos

Merece meditación lo que acaba de declarar Risto Mejide en su programa 'Todo es mentira' (Cuatro).  Sucedió a raíz de un montaje videográfico, una especie de 'sketch' visual largo y sarcástico, acerca de una posible película que quizá está preparando algún miembro de la cúpula del llamado 'Estat major del Tsunami democràtic', y que tendría al actor Viggo Mortensen como protagonista. Adviertan ustedes, queridos lectores, que todo está en modo condicional. O sea, parece una especulación más que una noticia. Nos contaban en Todo es mentira«A raíz del 1 de Octubre de 2017 el Tsunami planeaba una película ¡para hundir la imagen de España! ¡Con Viggo Mortensen! ¡Y la emitiría TV-3 (...)  Después de hacer Alatriste ¿podría Mortensen interpretar a Puigdemont?» y sugerían títulos para la película: «Quizá 'El señor de los lacillos', o quizá 'Lo que el 1-O se llevó'». Y el cachondeo era superlativo. En realidad lo que estaba haciendo 'Todo es mentira' era servir de amplificador de un texto que acaba de publicar el diario digital 'El Confidencial' en el que advierte de la posibilidad de esta película, y que, además de Mortensen, estaría también Ariadna Gil. Señalaban que la idea comenzó a gestarse el pasado mes de marzo.

Aquí lo televisivamente relevante, lo meditable, no es la especulación sobre una posible o imposible película. Aquí lo sorprendente es que después de emitir este  montaje videográfico Risto Mejide, con cara de molestia y de fastidio, dijo: «Este es el tipo de vídeo que uno se tiene que tragar cuando está en este programa. ¡Fijaos! Aquí hasta se emiten vídeos que al presentador no le hacen puñetera gracia». Y concluyó, quizá para cubrirse un poquito: «¡Así es de libre este programa!».

Te puede interesar

¡Ah! Interesante momento. El presentador abominando de lo que estaba presentando. Tremenda tesitura: o apechugas, o te juegas las lentejas. Pero Risto es listo. Conoce bien el arte del contorsionismo. Sabía perfectamente que el videomontaje era chungo. Bastante birria, sí. Y optó por presentarlo, pero a la vez tapándose la nariz. Es decir, intentando contentar a las dos productoras que mandan en el programa, La  fábrica de la tele y Minoría absoluta. Tan distintas. Hagan juego: ¿cual de las dos productoras es la autora del cutre videomontaje sobre la supuesta película antiespañola e independentista?