30 nov 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Los soldados rusos ya están en TV-3

Ferran Monegal

El cosaco y la bolchevique (’Està passant’).

El cosaco y la bolchevique (’Està passant’).


Reflejo televisivo sobre estas apasionantes conversaciones del llamado Estat Major per l’1 d’Octubre.  Lo de los 10.000 soldados rusos que iba a mandar Putin a Catalunya ha sobrecogido mucho en el Telediario de TVE-1. Es uno de los pocos informativos en el que han resaltado esta frase textual de Víctor Terradellas que figura en la investigación: «Puigdemont se cagó en las bragas». Seguramente la han destacado para tranquilizar a la ciudadanía. Estamos de acuerdo: a veces una cagalera a tiempo evita tragedias tremebundas. En las Noticias de A-3 TV han optado por retocarla y nos decían: «Puigdemont no tuvo agallas». Parece una expresión más suave, pero va con segundas intenciones: se notan las ganas de retratar a Puigdemont como un gallina. En El gato al agua (Toro TV, antes Intereconomía TV), nos advertían: «Si alguien se toma en serio lo de los 10.000 soldados rusos invadiendo Catalunya es que este país es un frenopático», pero enseguida rectificaron lo de «invasión», que en efecto es erróneo, y señalaron: «No eran 10.000 para invadir Catalunya, sino para convertirla en Suiza». ¡Ah! Lo de transformar Catalunya en Suiza me parece lo más relevante, y lo menos reflexionado, de este asunto.

Hace tiempo que les vengo hablando de esta colosal posibilidad. En septiembre del 2017 recogí en esta columna las palabras del especialista en mafia y camorra napolitana, Roberto Saviano, que advirtió en La Sexta noche«Con la independencia, Catalunya podría convertirse en una isla off-shore». Es decir, en un paraíso fiscal. Y apostillé en aquel artículo: «En círculos de la ingeniería financiera indepe hay alegría. Dicen que Catalunya, dibujada como paraíso fiscal, sería la pera. No haría falta ni entrar en la UE. Dinero a raudales. Sol, playa y blanqueo de capitales. Haríamos polvo a Suiza. ¡Cualquiera  se va a Zúrich con el frío que hace allí». ¡Ahh! Desconozco si en Waterloo siguen con esta ilusión.

En casa nos ha gustado el cachondeo que han montado en Està passant (TV-3). Allí ya han llegado dos rusos, Òscar Andreu disfrazado de cosaco y la senyora Rosa Maria (Judit Martín), acreditada CDR pero que ahora se ha pasado al sector ensaladilla rusa. Blandiendo una pistola, seguramente una Tokarev, exclamaba «¡Bona nit, Stalin!». Hombre, no veo a la senyora Rosa Maria pegando tiros por una Catalonia Swiss. Lo suyo es más bolchevique.