TÚ Y YO SOMOS TRES

Sanchis invita a Torra y hacen un 'Polònia'

Torra entrevistado por Sanchis en TV-3.

Torra entrevistado por Sanchis en TV-3. / TVC

Se lee en minutos

Ha querido Vicent Sanchis –el todavía director de TV-3– rendirle un penúltimo homenaje a Quim Torra y le ha hecho una entrevista. ¡Ah! Le ha salido una sesión francamente surrealista. Quizá sin pretenderlo, ha conseguido hacer un 'Polònia'. Al principio la conversación discurría por los cauces predeterminados que ya suponíamos. Se perfiló un clima de desgracia, de dolor, ante una inhabilitación provocada por un Estado opresor. Una atmósfera de injusticia. «Por una pancarta en el balcón le condenan e inhabilitan, ¡y a Rato le absuelven!» decía Sanchis para enmarcar el victimismo. O sea, por ahí la cosa iba bien.

Pero poco a poco la conversación fue entrando en la obra de gobierno que Torra ha hecho -si es que ha hecho algun- durante estos dos años y medio como 'president'. Las peleas entre JxCat, PDeCat, ERC, CUP. El camino en pos de una independencia que por ahora solo cuaja en un insuficiente porcentaje de la ciudadanía. ¡Ah! Ante ese paisaje Quim Torra intentaba disimular su abatimiento impulsándose a sí mismo con frases como: «¡No hay luchas pequeñas! (..) ¡Hay que volver a la ofensiva!  (..) ¡Ruptura democrática! (..) ¡Hay que desbordar el régimen del 78! (..) ¡Superar el 50% de votos!». Pero fue tremendo: a pesar de sus esfuerzos, la atmósfera depresiva no se extinguía. 

Te puede interesar

Sanchis le decía, con insólito y celebrable talante puntiagudo, quizá porque considera que Torra ahora ya no manda nada y ha caído: «¿A usted quién le enredó? (..) No le sigue nadie (..) Ni JxCat ni ERC le hacen ningún caso (..) El otro día en el Parlament ¡le tomaron el pelo! (..) ¿Qué esperaba, que sus compañeros diputados desobedecieran?».  ¡Ahh! Afloraba un Torra deprimido. Los gestos de sus manos, el rictus de su rostro, eran significativos. Y es entonces cuando ocurrió la surrealista maravilla: el Torra de 'Polònia', y el de verdad, se fundían.

En 'Polònia' montaron precisamente el otro día el musical 'Adéu Torra'. Aparecía muy desconsolado y decía: «Nada depende de mí. La respuesta conjunta es un bluf. ¡No he tenido ni un día histórico porque Puigdemont los ha agotado todos!». Y se sentía tan inútil que se acercó un momento a la ventana. Vió de pronto que cruzaba el cielo una estrellita fugaz, muy veloz, rapidísima. Y Torra, embelesado, exclamó: «¡Miraaa, debe de ser la República!». ¡Ahh! Qué gran 'Polònia' te ha salido, Sanchis.