23 oct 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

"¡Intentan tapar el Sol con la mano!"

Ferran Monegal

Boye, abogado defensor de Torra en TV-3.

Boye, abogado defensor de Torra en TV-3.

Ante la noticia del día, la inhabilitación del president Quim Torra, TV-3 levantó toda la programación prevista para esa noche y encargó a Xavier Graset un ‘Especial inhabilitació’ que se prolongó hasta la madrugada. Es una decisión acertada. Si inhabilitan al 'president' de la Generalitat de Catalunya ¿quién va a hacer un especial sobre el asunto? ¿La Televisión de Andalucía? Analicemos un poco cómo se ha llenado este especial, qué ingredientes ha seleccionado TV-3 para transmitirlos a la ciudadanía. Graset conectó con el catedrático de derecho constitucional Javier Pérez Royo, desde Sevilla, y con el magistrado emérito del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, desde Madrid, y ambos coincidían en que esta sentencia es discutible. En la mesa del plató, el abogado penalista Marc Molins discrepaba de ellos y advertía «La sentencia está razonada y es correcta». De modo que la inhabilitación de Torra concita debate técnico, como mínimo.

Pero vayamos al plato fuerte de la sesión, la entrevista con Gonzalo Boye. ¡Ah! La estrategia de dar pista televisiva a un abogado defensor siempre da unos resultados estupendos. Eso TV-3 lo hacía mucho cuando arreciaba el festival de misales de la Pujol's family: ponían las cámaras al servicio de sus letrados defensores y dibujaban un perfil de familia que era una verdadera hagiografía. La intervención de Boye ha sido para disfrutar mucho. Es un letrado singular. Sabe trabajar bien la ironía. Combina la defensa de su cliente con la mordacidad sobre los que le acusan. Maneja la metáfora con verdadera maestría. Posee además ese plus de su acento viñamarino, esa tonalidad tan sonora de la zona de Valparaíso, con lo cual remata la fonética con chispa.

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez. 

Suscríbete

Disfrutaba Graset al escucharle decir de los que han dictado sentencia: «¡Intentan tapar el Sol con la mano!». Y seguía disfrutando cuando dijo que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya «Parece un circo pobre. Un señor por la mañana vende entradas y por la tarde hace de trapecista». También fue curioso el dibujo que hizo de la justicia: «Hay un derecho para las minorías nacionales y otro para la metrópoli». En ese instante en casa nos acordamos de Paco Martínez Soria en La ciudad no es para mí. ¡Ah! La felicidad de un abogado defensor es que en televisión le den barra libre. Si nadie le lleva la contraria hay comodidad argumentativa. Entonces el relato adquiere cotas artísticas.