22 oct 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Meten a Piqueras en el 'Tomate frito'

Tele 5 difumina la línea divisoria entre el 'show' y el periodismo

Ferran Monegal

Raquel Mosquera y Pedro Piqueras (Tele 5).

Raquel Mosquera y Pedro Piqueras (Tele 5).

El suceso se ha hecho viral. Pero no es nada nuevo. En el Sálvame Tomate han transformado a Raquel Mosquera en partenaire de Pedro Piqueras de los informativos Tele 5.  De este forzado dúo, Piqueras fue la víctima. Entre el pitorreo y las risas de los cotillas allí reunidos, le dijeron a Mosquera que se pusiera en pie y diese entrada a Piqueras. Y se produjo la escena que la videofoto ilustra. O sea,  en un clima de despiporren y cachondeo absolutos, el Tomate se fusionó con los Informativos Tele 5. ¡Ah! Piqueras aguantó sin una queja aquel esperpéntico momento, pero su cara era elocuentísima. Este lance no es ninguna novedad.

Es una consecuencia. Ya hace años que desde las altas cúpulas directivas de telecinque impulsan una nueva normativa: en nuestra empresa no hay periodistas, hay comunicadores, y punto.  Es decir, en una cadena planteada como hamburguesería de menudillos humanos rustidos, da lo mismo quién se ponga a manejar la barbacoa. Hoy incrustan a Piqueras en el Tomate, lo mismo que mañana pueden hacerle arrancar el informativo desde el catre de los edredonings de la ratomaquia Gran Hermano de Guadalix. Sin manías. Piqueras, Mosquera, el Flautista de Hamelín.. Da lo mismo. Todos forman parte de la cazuela de comunicadores de Tele 5.  ¡Ah! Si es una estrategia para que el informativo de Piqueras se beneficie de la audiencia del Tomate, les ha salido pifia. Llevan semanas perdiendo el liderazgo que antes tenían.

ALBERT RIVERA .– Ha elegido El hormiguero (A-3TV) para dar fe de vida. Albert Rivera ha concedido a Pablo Motos la primera entrevista desde que abandonó la arena pública. Ya  no es el líder de Ciudadanos, pero no ha dejado de hablar de política. Arreó a Pedro Sánchez por haber pactado con Podemos. Y a Pablo Iglesias le lanzó puñalitos: «Hay quien mata por ser vicepresidente del Gobierno. ¡Hablo de Pablo Iglesias! Hasta lo pedía en ruedas de prensa. Quería tener una tarjeta de visita que pusiera vicepresidente». ¡Ah! Aunque haya abandonado la política, Rivera demuestra que lleva todavía clavadas espinas. Mal asunto. Si no se las extirpan, vivirá con dolores terribles. No hubo ninguna pregunta sobre cómo fue, cómo ha sido, que C’s haya dilapidado estrepitosamente su propio triunfo en Catalunya. Aunque parezca mentira, es el partido con más votos y diputados del Parlament.