23 sep 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Tomàs Molina: «Los hombres del tiempo somos ya prescindibles»

El meteorólogo de TV-3 presenta el libro infantil 'Meteo-curiositats'

LUIS MIGUEL MARCO

El meteorólogo Tomàs Molina.

El meteorólogo Tomàs Molina. / TM

Uno de los rostros más populares de TV-3 -«pronto hará 34 años, se dice pronto»-, Tomàs Molina, (Badalona, 1963) presenta un libro infantil, Meteo-curiositats, con 50 secretos para entender el tiempo. 


-¿Es más fácil dirigirse a los adultos que a los pequeños?
-Para todos, la dificultad está en hacerlo con palabras que no espanten. No siempre es fácil explicar por qué el cielo es azul con palabras sencillas. Hay cuestiones científicas complejas.

-Si se ayuda de ilustraciones, mucho mejor. 
-Las ilustraciones de Roger Simó son excepcionales. Para este libro yo hacía un esbozo y él, una representación artística.  Contar verdades con parábolas y dibujos también es todo un reto. 

-El coronavirus casi se lleva el libro por delante. 
-Sí, porque no hemos podido presentarlo. Creo que lo van a traducir al chino antes.

-Usted ha demostrado la relación entre el tiempo meteorológico y el covid. 
-Sí, pero no en este libro, eso que quede muy claro. Con el investigador científico del CSIC Aurelio Tobías demostramos que el ascenso de la temperatura hacía disminuir la tasa de contagio, al menos en la ciudad de Barcelona. Eso lo vimos al principio de la pandemia y lo presentamos en varios foros y simposios. Después se han seguido haciendo estudios a partir de los observatorios de toda Catalunya. Pero cuidado, el factor ambiental, la temperatura, es solo un factor más, lo principal, lo crucial, es la epidemiología y las recomendaciones que se hacen desde la autoridades sanitarias. 

-La Organización Meteorológica Mundial lo avala también. 
-Y se comprueba fácilmente. Países que están ahora en el hemisferio sur, en el invierno, Chile, Argentina, Australia, Suráfrica, aunque el número de casos y de letalitad es diferente, curiosamente la forma de la curva es la misma. Con el descenso de la temperatura y de la humedad aumentan los casos. Eso nos lleva a pensar que en otoño, y sobre todo en inverno, aquí también aumentarán los casos. La letalidad también es mayor en invierno que en verano. El comportamiento es diferente. 

-La  apuesta de TV3 por dar prioridad al tiempo fue pionera y ha dado excelentes resultados.  
-Sí. Yo recuerdo mucho a Toni Castejón, que fue mi maestro. Aunque nuestra labor no es hacer divulgación, es informar, no damos nada por sabido, por libro de estilo. Y eso se ha notado.

-La colaboración de los particulares también ayuda mucho.
-Eso empezó con Josep Sanz hace muchos años. Él vino de un viaje en Japón. Allí no solo hacían pronóstico sino que mostraban imágenes de lo que estaba pasando. Empezamos con las cámaras en directo. Y con la llegada de Internet ya todo vino rodado: la gente empezó a mandar sus imágenes y los datos. Y sí, después lo hicieron todos, pero fuimos pioneros.  

-¿Qué le dice a un negacionista del cambio climático? 
-Creo que ya hay negacionistas de todo, lo hemos visto también con el coronavirus. Yo estoy haciendo ahora la tesis doctoral sobre ciencia y comunicación del cambio climático y lo que aprecio es una separación de conocimiento. La ciencia avanza a toda velocidad y la sociedad, o una parte de ella, no avanza a la misma velocidad. Y como no lo entendemos, buscamos explicaciones en el pasado. Y la gente se monta sus propias historias y las sube a las redes y ya estamos buscando realidades paralelas, pseudociencias y teorías conspiratorias, el malo de la película. El cambio climático es algo innegable, pero mucha gente niega la posibilidad de solucionarlo o la viabilidad económica de la solución. Pongamos dinero para otras cosas, dicen sobre todo los economistas liberales en EEUU y Reino Unido, sin querer ver que todo guarda relación. Todos hemos de luchar por frenarlo, eso está claro.

-Cada vez aciertan más. 
-Hasta el extremo de que los hombres del tiempo nos estamos volviendo ya prescindibles. Hoy en día los pronósticos son buenísimos. Nosotros en TV-3 todavía trabajamos con modelos y con ecuaciones de pronóstico, pero ya hay empresas que lo hacen con inteligencia artificial, sin ecuaciones metereológicas.  Si hay una punta en la ciencia en el mundo es la metereología. 

-¿Y es más de frío o de calor?
-Siempre digo que soy homeotermo. Mi mujer por ejemplo no soporta el calor y yo me adapto.

-La imitación del Polònia, ¿la lleva mejor?
-No me gustó el primer día ni ahora que sigue después de 14 o 15 años ya creo. Pero lo llevo. Es lo que hay.