28 oct 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

El 'procés' debe dirigirlo Vicent Sanchis

Ferran Monegal

Sanchis y Puigdemont en Bruselas (TV-3)

Sanchis y Puigdemont en Bruselas (TV-3)

Vicent Sanchis arrancó la entrevista a Carles Puigdemont diciéndole,  en tono de disgusto muy grande: «¡Cómo es que lo hicieron ustedes tan mal!». ¡Ahh!  Qué amargura encerraba este arranque de Sanchis.  Es natural. Esta vez el todavía director de TV-3 nos ha ofrecido un recital que resume perfectamente la esencia de su cargo. Es la radiografía de por qué le pusieron a dirigir el gran artefacto. Y ante el desastroso derrollo del procés, su dolor es incuestionable. «¿Por qué lo hicieron ustedes tan mal?» Efectivamente. Con lo bien que lo estoy haciendo yo en TV-3 -debe pensar Sanchis- que la he transformado en el gran aparato de agitación y propaganda, y van ustedes y no nos llevan a Ítaca ni nada. ¡Ahh! Qué decepción la de Sanchis. Lo que le hizo a Puigdemont no fue una entrevista. Fue una forma de espolearle. De azuzarle. Lo hizo con tacto y elegancia, eso sí, pero podríamos decir que le estuvo cantando la caña todo el rato. Le decía: «¿Nadie de ustedes había pensado en la situación que se iba a producir?». O sea, ¿cómo es que no estaban preparados? Y más adelante, con dolor en el semblante: «Se hace el referéndum, se proclama la República... Y después... ¡un gran desconcierto, una angustia absoluta!». ¡Ah! Parecía que le estaba diciendo a Puigdemont que le faltaron agallas.

Ante la situación actual, con el desbarajuste del PDeCAT, el JxCAT, y el pim pam pum con Esquerra Republicana, Sanchis llegó a tocar fondo emocional. Muy abatido le decía: «¡Vuelven las desconfianzas entre ustedes! ¿Eso hay que irlo arrastrando siempre? ¿eh?». O sea, ¿qué hacéis, insensatos? ¿no veis que peleados la independencia nunca llegará?. Y al final, un requiebro sobre los medios de comunicación, por supuesto los considerados no comulgantes: «El Grupo Godó, el Grupo Z, Planeta ¿No sabían que no estaban con ustedes? ¿Qué se esperaban?». ¡Ah! Ese «¿qué se esperaban?» es fantástico. ¡No hay que esperar nada de los malos!

Qué estupenda sesión la de Sanchis. En esta columna de televisión lo que interesa sobre todo es el papel, el enfoque, la conducción que el  entrevistador impulsaba.  Cómo guiaba los temas. Y cómo acabó erigiéndose en el gran estratega de la causa. No le den más vueltas: el procés debe dirigirlo Vicent Sanchis. Su transformación de TV-3 como gran santuario del 47%, le avala.