28 oct 2020

Ir a contenido

POLÉMICA EN LA TELE CATALANA

Vicent Sanchis: "En TV-3 no se veta a nadie"

El director dice que Sandro Rosell no irá al 'FAQS' porque ya ha hablado estos días a muchos medios

El capellán del Soto de Real, vinculado al expresidente azulgrana, rechaza acudir a un programa en protesta

Inés Álvarez Marisa de Dios

El director de TV-3, Vicent Sanchis

El director de TV-3, Vicent Sanchis / ACN

Vicent Sanchis niega que haya vetado a Sandro Rosell en el programa FAQS, al que iba como invitado este sábado, como aseguraban ayer fuentes próximas al expresidente del Barça. Según el directivo, el programa le había pedido una entrevista hace unos meses, pero en estos momentos, debido a que ya había hablado a muchos medios, finalmente se ha descartado su participación por ahora. Fuentes de la cadena declaraban ayer que su presencia ya había quedado cubierta con la emisión del documental El cas Rosell.

"Aquí no hay vetos a nadie y lo que sí que hay son tiempos y oportunidades",  ha declarado esta mañana Sanchis en la videoconferencia de prensa del programa Aire lliure al ser preguntado por este diario. "Rosell tuvo un documental que hizo la Direcció Corporativa d’Esport, que era una larga entrevista donde explicó su libro y su parecer sobre el caso. También ha ido a Catalunya Ràdio, a Els matins", ha añadido, aclarando que fue Rosell el que se ofreció a ir al programa. "Soy yo el que decide equilibrios, oportunidades y que nadie se pueda sentir desplazado porque los otros tienen demasiado tiempo de pantalla", ha insistido.  

Sanchis ha dicho también que "la palabra veto es absolutamente atrevida en este caso". "El señor Rosell ahora es actualidad y ha explicado todo lo que ha pasado y ha tenido toda la prensa del mundo para hacerlo y, cuando pase un cierto tiempo, vendrá". El director de TV-3 ha recordado, asimismo, que habrá elecciones del Barça el año que viene "y podrá decir la suya también". "Por tanto", ha concluido, "nada de vetos. En TV-3 no se veta a nadie. Y la prueba es que tuvo un documental de una hora en la que explicó lo que explica ahora, su libro".

La postura del padre Paulino

No es de esa opinión el padre Paulino, capellán de Soto del Real y responsable de la Fundación Comedor Ave María, que esta tarde debía acudir a un programa de TV-3 y ha rechazado participar porque "he sabido que TV-3 ha vetado la presencia de Sandro Rosell y de Joan Besolí en el programa FAQS del sábado 18 de julio". Según el religioso, estaba invitado a hablar de prisiones. "Concretamente de la prisión preventiva injusta que sufrieron Sandro Roselll y Joan Besolí durante casi dos años".

"Me habían invitado coincidiendo con la publicación del libro Un fuerte abrazo, en el que Rosell explica su experiencia en la cárcel y cuyos derechos de autor van destinados a mi fundación", prosigue el padre Paulino. "Era una entrevista cerrada desde hace tiempo y el objetivo era poder explicar a la opinión pública la publicación del libro y,  al mismo tiempo, contar que los derechos de autor servirían para ayudar a presos preventivos que no tienen recursos económicos para contratar a un abogado", afirma. 

El sacerdote concluye con unas duras palabras para la cadena: "Me parece contrario a la fe cristiana que alguien niegue la ayuda a las personas más necesitadas. Y me parece inexplicable que un ente público como es TV-3 vete en uno de sus programas a dos personas que han sufrido una pena de 645 días de cárcel sin ningún tipo de justificación".

Denuncias de censura

Hay voces que aseguraban ayer que Sanchis quiere evitar la presencia de Rosell en cualquier programa de TV-3 para garantizar que no hable sobre ese polémico audiovisual, El caso Rosell, ni pueda hacer promoción de su libro Una forta abraçada (Un fuerte abrazo) . Este viernes, Sanchis y el exdirector de deportes de la CCMA, Christian Garcia, deben acudir al Parlament para dar explicaciones sobre la denuncia de censura de ese documental, según había denunciado su director Victor Lavagnini. 

El realizador se queja, concretamente de la desaparición  del momento en que el expresidente del Barça aludía a una sociedad vinculada a Mediapro, de Jaume Roures, que fue condenada en EEUU, y el epílogo, en el que el lee un fragmento de su libro en el que hace referencia al asunto.