11 jul 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Año 2028: presidente Bertín Osborne

Esta vez han viajado al futuro y nos cuentan que Bertín es presidente del Gobierno y que hemos vuelto a la peseta

Ferran Monegal

Una escena de ’El Ministerio del tiempo’.

Una escena de ’El Ministerio del tiempo’.

Según la serie de TVE-1 El Ministerio del tiempo, en el año 2028 el presidente del Gobierno será Bertín Osborne. ¡Ahh! Esta comedia de aventuras tiene golpes que te dejan tieso. En este capítulo final de temporada viajaron al pasado, como siempre, pero al futuro también. Aterrizaron por ejemplo en el año 2070. Y allí les contaron que España dejó la Unión Europea, abandonó el euro, volvió a la peseta, y todo eso arrancó en 2028, tras ser elegido presidente del Gobierno Bertín Osborne. Advertía la relatora: «Bertín triunfó en las elecciones. Con su lema de campaña ‘Mi patria es la tuya’, ¡arrasó!».

No les he podido ilustrar este artículo con una foto de Bertín porque no ha aparecido en la serie. Es una pena. Ya que lo citan como el gran protagonista del futuro, deberían haberlo invitado. Habría sido una escena de agarra pan y moja ver a los jefazos del Ministerio comunicándole que dentro de ocho años será presidente del Gobierno. Un primer plano de la cara de Bertín habría sido glorioso. No sabemos si se habría puesto a cantar alguna ranchera de pura satisfacción, o se habría echado a correr saliendo disparado a toda mecha, despavorido totalmente.

Este último capítulo de la temporada ha cerrado también con un guiño al cine, una recreación de aquel cochecito con bebé dentro, lanzado por las escaleras, descontrolado, como aquel clásico de El acorazado Potemkin, y más recientemente en Los intocables. Ha sido un detalle de calidad. Muy bien trabajado. Con unas monjas tremendas que debajo de los hábitos llevaban pistolas y escopetas. Se especula ahora sobre si habrá, o no, una próxima temporada de El Ministerio... Caso de haberla, aconsejo que varien el sistema. Que viajen al pasado, como hacen siempre, pero no para evitar que cambie la historia sinó para que cambie totalmente. Que Franco, en 1943,  acabase exiliado en la Alemania de Hitler, por ejemplo. Apasionante situación.

Hace dos semanas viajaron a la corte de Fernando VII para evitar que lo matasen. Hombre, ese Rey era mentalmente un zoquete, y además tirano, traidor y cruel. Le llamaban El felón. Si no hubiesen interferido habría subido al trono su hermano el infante Carlos María Isidro. Dicen que era todo un caballero. Con un alto concepto del honor. No un sátrapa como el otro. De entrada nos hubiesemos ahorrado las guerras carlistas, que fueron horrorosas.