15 jul 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

TV-3 y T-5 van de la manita en Catalunya

Ferran Monegal

Líderes 34 meses seguidos (TN, TV-3).

Líderes 34 meses seguidos (TN, TV-3).


El mes de mayo ha sido bárbaro en cuanto a audiencias televisivas. Nunca se había visto un mayo igual. Los adictos al gran telehipódromo estatal nos hemos pasado cuatro horas y 20 minutos diarios enganchados como lapas delante del cristal. Una cosa inaudita. 

Es muy interesante el análisis sobre qué tele se consume en Catalunya. En TV-3 nos acaban de informar que llevan siendo líderes de audiencia 34 meses seguidos. Es verdad. Es exactísimo. Y también es cierto que la segunda cadena más vista, más seguida en Catalunya, es Tele 5. El resto presentan registros de fidelidad bajos, a años luz.

Este liderazgo de TV-3, de 34 meses seguidos, arranca a mediados de 2017. Ya cuadra. Coincide con la transformación final de TV-3, instituida como gran aparato impulsor del referéndum que se iba a producir aquel año, el 1 de Octubre. Y a partir de ahí, en la cadena al servicio del procés. ¡Ah! Qué fantásticos cheerleaders.

Algunos medios, un poco quisquillosos, han señalado que el liderazgo de TV-3 se debe a que el 81,3% de los audímetros de Catalunya han sido situados en domicilios esclusivamente catalanohablantes. Débil argumento. Especulativo: lo que podría ser si hubiese otro despliegue de audímetros. Son conjeturas. Aquí lo incuestionable es que TV-3 y Tele 5 dominan el consumo de tele en Catalunya. Conforman una cohabitación televisiva interesantísima. Van de la manita. Bien mirado ambas cadenas fabrican sus papillas de forma muy parecida. Todo el universo Tele 5 pivota sobre la nube de los reality-shows. Una serie de criaturas, manufacturadas y creadas en la propia cadena –y que fuera de ella no tendrían ningún sentido– alimentan a una audiencia que se sumerge cada día en esa burbuja. Una audiencia –y eso es lo más extraordinario– que no quiere salir de esta falsa realidad que les fabrican.

El sistema de TV-3 es prácticamente el mismo.  Con la ayuda de adiestrados predicadores y monaguillos también han conseguido crear una coreografía gaseosa, imaginaria, una perfecta nube. Es una mezcla de fe, maniqueísmo y trampantojos, que ha conformado una parroquia deseosa que les cuenten los milagros de esta religión. Creen que siguiendo a  TV-3 irán directos al paraíso. La única diferencia entre ambos negocios es que en T-5 se juegan los cuartos los accionistas. En TV-3 los cuartos salen de nuestros bolsillos.


 

Temas Tele 5