05 jul 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

A España no vayas, ¡Franco va a ganar!

Ferran Monegal

Clara Campoamor y Cayetana Guillén (La 1).

Clara Campoamor y Cayetana Guillén (La 1).

El juego que nos han planteado esta semana en la serie 'El ministerio del tiempo' (TVE-1) ha consistido en imaginar que en 1937 el famoso cuadro de Picasso, 'Guernica', fue trasladado de París a Madrid. Y otro lienzo, 'Las  Meninas' de Velázquez,  hizo el viaje a la inversa: de Madrid a París. Naturalmente eso no ocurrió nunca. Y la aventura estriba, como siempre en esta serie, en evitar lo que pudo haber sido, para dejar las cosas como en realidad fueron. No le he encontrado gran interés en esta fabulación. En cambio sí han conseguido un momento sublime cuando Cayetana Guillén Cuervo, que viene directamente del siglo XXI, viaja en el tiempo hasta el París de 1937 y se encuentra con Clara Campoamor, que en efecto estaba exiliada allí. ¡Ah! Ha sido una escena muy sugestiva.

Clara está convencida de que las tropas republicanas vencerán al general sublevado, y espera poder volver a Madrid enseguida. Pero Cayetana, que conoce cómo acabó la guerra civil, la mira con ternura y, con mucha delicadeza, le dice: «No Clara, no vuelvas a España. ¡Franco ganará la guerra! Y tampoco te quedes en París porque los alemanes la van a invadir». Tremendo momento para Clara Campoamor. Se encuentra en París con alguien que le cuenta lo que va a suceder en el futuro, y su rostro se demuda. Y lo más maravilloso: lejos de creer que está siendo víctima de una médium de pacotilla, Clara toma buena nota de lo que Cayetana le dice y, en efecto, la historia nos cuenta que no volvió a Madrid, ni se quedó en París. Salió pitando hacia Buenos Aires, un exilio de 10 años, pero al menos conservando la vida.

¡Ah! Si nosotros pudiéramos encontrar un día a una Cayetana que nos detallase lo que nos puede pasar en los próximos años, sería magnífico. En la película 'Regreso al futuro'  hay un personaje, Biff Tannen, que consigue un Almanaque con los resultados de los próximos 50 años de la liga de beisbol, fútbol, carreras de caballos, etcétera. ¡Ahh! Se hace archimillonario, claro. No obstante 'el futuro' alberga otra cosa que se llama 'el destino', que no hay que perder nunca de vista. Biff Tannen, tan podrido de dinero, acaba de lavacoches y sin un duro. Este lapsus, tan comentado, de Rosa María Mateo en el Senado, diciendo «'Radio Televisión Espantosa'» en lugar de Radio Televisión Española, no sé si ha sido el subconsciente mandando un aviso de futuro.