12 ago 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Según TV-3 la 'opción Torra' es la buena

Ferran Monegal

Torra, la cuarta opción, era la buena (TV-3).

Torra, la cuarta opción, era la buena (TV-3).

En el monasterio Tot es mou (TV-3) vibraban los monaguillos. Cayeron en la cuenta de que se cumplen ahora dos años justos de la entronización de Quim Torra. ¡Ah! Le dedicaron una pieza muy hermosa. Nos enseñaron en el video-wall los tres presidents que podían haber sido antes que él, y que el perverso Estado español no permitió. Sobre la primera opción, Carles Puigdemont, nos decían que España le negó la investidura telemática. Hombre, deberían haber añadido que su condición de fugado, francamente, tampoco ayudó. La segunda y la tercera opción (Jordi Sánchez y Jordi Turull) también fueron cercenadas al no dejares salir de prisión. Y finalmente, bajo un rótulo que decía «La quarta és la bona» nos resaltaron que Quim Torra fue la cuarta opción, y que esa ¡és la bona! ¡Ah! Celebremos que por fin acertaran plenamente.

Repasaron después los objetivos que Torra se marcó al tomar posesión: motor de la República, proceso constituyente y restitución de las personas represaliadas. Y en vista de que no ha conseguido ninguna de las tres se instaló una aflicción en el monasterio. Pero enseguida reaccionaron para no desilusionar a la parroquia y exclamaron: «¡Pero queda la voluntat que él expresaba!». Y remataron añadiendo otro objetivo que según TV-3 Torra ha conseguido plenamente: «La gestió de la pandemia ha portat bones notes i bones opinions al que ha fet el president Torra». No se qué pensarán los familiares de tantos muertos en las residencias al ver esta imposición de condecoraciones.

Quisiera resaltar un instante, cuando hablaban de que la primera opción a presidentCarles Puigdemont, no fue posible. Es discutible. Esta misma semana Puigdemont, en una entrevista a Lamordaza.com, advierte: «La comunicación con Torra es diaria y permanente, y a primera hora de la  mañana, con el equipo de Torra». O sea que a lo mejor el president es el de Waterloo, y el de aquí cumple órdenes.

Sobre todo esto TV-3 ni debate ni reflexiona, naturalmente. Son temas que no conviene que se entere la parroquia. Esta semana el exalcalde de Mataró, Manuel Mas, le ha dicho a Xavier Rius (E-notícies) que TV-3 no tiene remedio y que hay que privatizarla. Comparto su decepción. Pero se equivoca. De TV-3 solo hay que cambiar un máximo de dos personas. El resto están acostumbrados a aclimatarse rápidamente.