TÚ Y YO SOMOS TRES

Si quieres comer te vamos a rapar

El rapado de Ana María Aldón (Tele 5).

El rapado de Ana María Aldón (Tele 5).

1
Se lee en minutos
Ferran Monegal

Ni rastro de coronavirus en La isla de los mosquitos (Supervivientes, Tele 5). Allí lo que aprieta es el hambre. Es el sistema que practican los que manejan este programa: les enloquecen racionándoles al mínimo la comida para que se enfrenten entre ellos, se agredan, se ataquen y den espectáculo como jabalíes enfurecidos. Esta semana la gran excitación la ha protagonizado Ana María Aldón, actual esposa de José Ortega Cano. Estaba tan hambrienta que ha aceptado la propuesta del programa: si te dejas rapar la cabeza te daremos un plato de cocido. Con esa maniobra de rapado Tele 5 ha conseguido gran celebración mediática, toneladas de fotos, ríos de tinta.

El rapado como profilaxis contra los piojos es oportuno. El rapado como chantaje para conseguir comida, aunque en este programa sea inofensivo, recuerda vejaciones y castigos fascistas. En el libro La guerra civil en Córdoba, de Francisco Moreno Gómez (1985), se publicó por primera vez la foto de un grupo de mujeres rapadas, casi unas niñas, de la localidad de Montilla. Los franquistas las raparon en agosto de 1936 y las obligaron a ingerir notables cantidades de aceite de ricino para que «arrojen el comunismo de su cuerpo». Cuidado, el rapado de cabezas no es patrimonio exclusivo del fascismo. En 1944, las tropas liberadoras raparon a muchas francesas acusadas de colaboracionismo con los nazis. La foto de Robert Capa La rapada de Chartres dio la vuelta al mundo para vergüenza de tan demócratas liberadores.

Este rapado del concurso de Tele 5, repito, es  simplemente show. Pero estos días la que fue famosa presentadora Paula Vázquez ha estallado refiriéndose a estos que se autoproclaman muy de izquierdas, muy «rojos y maricones», acusándoles de hacer una televisión «misógina y machista».

Noticias relacionadas

Hombre, viendo programas como Mujeres y Hombres y Viceversa, La Isla de las tentaciones, Supervivientes, Sálvame, Sábado Deluxe o las ratomaquias Gran Hermano, parece que a Paula Vázquez la razón le asiste. La joven Carlota Prado, que sufrió intolerable vejación, violación, o intento de violación, en Gran Hermano, y cuyo caso está en los tribunales, acaba de declarar que le han ofrecido 25.000 euros, seguramente para que esté calladita en el juicio. Carlota les ha contestado: «Mi integridad no está en venta. No busco venganza, busco justicia».