TÚ Y YO SOMOS TRES

Mascarilla Revilla

Revilla, con su visera (’El hormiguero’),

Revilla, con su visera (’El hormiguero’),

Se lee en minutos

En el regreso de El hormiguero (A-3 TV) han conectado con Miguel Ángel Revilla. ¡Ah! El presidente de Cantabria siempre es un seguro de audiencia. Esta vez presentó un artilugio que le tiene subyugado. «Un cacharro», como lo llamó él, «una idea autóctona de Cantabria». Era una mascarilla que protege no solo la nariz y la boca, sino que también los ojos. Nos la enseñó y se la puso. Hombre, ha sido un detalle que hay que agradecer. No obstante debo advertirle a mi admirado Revilla que no ha inventado nada en absoluto. Es la típica visera de soldador, modelo transparente, de metacrilato o policarbonato, que se vende por ejemplo en Amazon o en Ali Exprés entre 9,99 y 12,70 euros la unidad. He visto hoy mismo a una reportera del TNmigdia  (TV-3) que se ha desplazado a Almacelles y nos ha enseñado que un industrial de allí también está fabricando estas viseras. O sea, que todo lo que se haga para protección contra el virus es positivo, sin necesidad de arrogarse la invención de nada en absoluto.

De esta sesión de El hormiguero a nuestro canario flauta Papitu le gustó la conexión con Alejandro Sanz. En estos días de confinamiento ha compuesto un tema delicado que interpretó en primicia. Dice así: «Y cuando todo esto pase / yo sé / que tú y yo / volveremos a ser / como  éramos antes». ¡Ah! No sé si, cuando este virus pase, todo volverá a ser como era antes. No estoy seguro. Pero si Alejandro se refería al amor, lo suscribo. Solo si recuperamos el amor y alejamos el odio, como le decía el papa Francisco a Évole, la palabra esperanza tendrá algún sentido.

Te puede interesar

De estas conexiones que hacen los programas a los domicilios de las estrellitas televisivas lo que más se agradece es la música. En El intermedio nos enseñaron a Wyoming en su buhardilla. Paisaje de libros y guitarras esparcidas. Cogió una, de color rojo, y cantó: «Nena, no deseo verte en cuarentena / Tendrás que conformarte / nena / a verme por antena». Hombre, no es la Sonata Claro de Luna, pero tiene una rima divertida. Esta tropa de El intermedio está en cuarentena física, pero no en cuarentena de colmillos. Pusieron la reciente alocución de Felipe VI, y mientras el Monarca hablaba, lo acompañaron con la colosal cacerolada que le dedicó la ciudadanía. ¡Ah! Estas mordidas hechas en un plató de Catalunya son facilísimas de hacer. No hay peligro. Hechas en la Villa y Corte, tienen un mérito indiscutible.