10 jul 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

La mezquindad

Ferran Monegal

Elisa Beni y Melero (’Tot es mou).

Elisa Beni y Melero (’Tot es mou).

Aprovecha la ocasión. Todo vale. Carpe diem. En uno de los grandes programas de agitación y propaganda que emite TV-3  todos los días, el Tot es mou, su presentadora García Melero conectó en dúplex con Madrid con la periodista Elisa Beni. Le puso un trozo, unos segundos, de la declaración oficial que acababa de hacer Pedro Sánchez a todo el Estado hacía pocas horas. El instante seleccionado fue cuando Sánchez decía: «No hay un manual infalible para luchar contra el coronavirus. Todos los países cometemos errores, pero quienes crean saberlo todo sobre esta emergencia no podrán aprender nada de ella...».  Y tras pasar ese corte la presentadora preguntó: «¿Qué está reconociendo Pedro Sánchez, Elisa? ¿Eh?». Y Elisa, que vio perfectamente lo que se pretendía con esta pregunta, contestó, atajando la maniobra: «Hay que estar contra la mezquindad. Este es un problema de toda la humanidad. No cabe la mezquindad. Y mucho menos utilizar la política para la mezquindad. Los políticos que están intentando utilizar el virus para sacar tajada se van a arrepentir». Y la presentadora, viendo que no encontraba el petróleo que buscaba, cambió de tema y pasó a preguntar por la Monarquía.

Este es solo un ejemplo, un instante, un detalle, de cómo está enfocando TV-3 el tema coronavirus. Constante amplificación, impulso televisivo, sobre esa maniobra que están practicando algunos sectores de la política processistaElisa Beni usaba con meridiana claridad e intención la palabra mezquindad. Y añadía: «los que están usando el virus para sacar tajada se van a arrepentir». Efectivamente. Estamos viviendo tiempos televisivos mezquinos. Por un lado, TV-3 evita, tapa, silencia, aquello que no interesa que sepa la ciudadanía (el infame tuit de la diputada Ponsatí, retuiteado desde Waterloo, y luego borrado ante el bochorno producido, por poner un ejemplo), pero al mismo tiempo obedece y amplifica las consignas: ¡nos invaden, nos quieren centralizar, nos aplican un nuevo 155...! Dejo a los analistas políticos el estudio de esta maniobra que usa el coronavirus como instrumento («sacar tajada») para fines de ideología partidista. En lo que atañe a lo televisivo, cuando esta pandemia se haya superado, alguien deberá analizar muy seriamente el mezquino rol instrumental que al que TV-3 se presta.