FIRMA DE DISCOS

OT 2020: Hugo, Anaju, Rafa y Gèrard viven su baño de realidad en BCN

Unas 5.000 personas han acudido este sábado al FNAC Las Arenas a darles su apoyo incondicional a cuatro de los concursantes del 'talent' de TVE-1

Hugo, Anaju, Rafa y Gèrard, de ’OT 2020’ firmando discos en el FNAC Las Arenas de Barcelona.

Hugo, Anaju, Rafa y Gèrard, de ’OT 2020’ firmando discos en el FNAC Las Arenas de Barcelona. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

"Vais a poder donar ego», les repetía una otra vez Noemí Galera a los 11 chicos que aún siguen en OT 2020días antes de las firmas del disco recopilatorio. Porque la directora de la Academia del talent de TVE sabe que, tras mes y medio encerrados sin saber del seguimiento que tienen fuera, una firma de discos puede darles un excesivo subidón. «Es un espejismo», les insistía el viernes, advirtiéndoles de que ahora son famosos por el programa, pero que igual luego nadie les irá a ver. «E igual no viene nadie a las firmas», concluía dándoles un baño de realidad. Y la realidad fue otra: que solo a Barcelona (había concursantes también en Madrid, València y Sevilla) habían acudido 5.000 personas.

Anaju y Hugo, interpretando  su famosa 'Señorita'. / JORDI COTRINA

Esta vez la cita era en el FNAC Las Arenas, donde algunos de los primeros en acceder a los triunfitos minutos antes de las 11.00, cuando aparecieron en escena Anaju, Hugo, Rafa y Gèrard, habían hecho cola desde las cuatro de la mañana.  Era el caso de Mariona, de 14 años,  de Mataró a quien acompañaba su abuela. Paula, también de 14, estaba ahí con su yaya desde las 7.00, aunque su madre había hecho cola desde las 5.00. No obstante, una de las primeras personas a la que le firmaron  fue a Ivi, fan transgénero de 15 años, con síndrome de Asperger, cuyo favorito es Gèrard: «Hemos pasado antes porque hay un acceso preferente para personas con discapacidad», contó su madre.

El otro virus

La sala de la cúpula de Las Arenas estaba a reventar. El aforo era de una 2.800 personas y se iba llenando conforme se iban los que conseguían decirles a los triunfitos lo que les amaban e intentaban besarles y hacerse un selfi, pese a que el personal de la organización les decía, con exquisita amabilidad, que no podían. Si no, la cola no avanzaba. Pero quizá también había otro motivo este año: evitar el excesivo contacto ante la amenaza del coronavirus, lo que había llevado a darle unas normas inusitadas a los asistentes para evitar contagios, como ir con las manos lavadas y desinfectadas y no acudir con fiebre. Aunque era difícil evitar besos empapados en lágrimas de emoción y  achuchones. Y es que el único virus detectable en la sala era el del amor incondicional.

Las fans muestran los carteles de sus favoritos. / JORDI COTRINA

Los carteles que más abundaban eran los de Anaju. «Anaju, la diosa a la que yo rezo», decía uno. Y los de Hugo. Y los gritos típicos de fenómeno fan iban sobre todo para ellos. Cuando el Justin Bieber cordobés les saludaba, el estruendo era atronador. Los familiares también compartían su emoción. Desde Ceuta habían llegado los padres de Gèrard, Mimi y Gerard, y sus hermanas Krystel, desde Tenerife, y Melodie, de València, que no paraban de llorar al ver al público tan entregado. Paqui, tía de Rafa, de Ametlla de Mar, con su primo Miguel y sus sobrinos Erik e Irene, contaba que el chico es tal como se le ve en la tele.

Abrazo 'colectivo'

Los padres de Anaju, Teresa e Ignacio, a quien acompañaba un primo de la chica, Pablo, aseguraban que la joven de Alcañiz siempre ha sido así de trabajadora: «La empresa de diseño de Barcelona en la que trabaja fue a buscarla porque había ganado un premio», apuntaba orgullosa su madre. A Hugo no habían podido ir a verlo sus padres ni su novia, pero como una fan más pasó su prima Anna, de Vic, que tras abrazarlo (ella sí podía, claro), como no está permitido darles información de fuera, solo le confirmó que estaban todos bien. Pero él se quedó con ganas de más.  Aunque en el back stage, al ser el único sin familia allí, recibió una especie de ivo, ivo, ivo, abrazo colectivo, pero sin saltitos (típico de estos triunfitos del 2020) de Anaju y sus padres. Tan adorables como ella. 

Te puede interesar

Las dos horas y media pasaron volando entre declaraciones de amor de las fans (las, porque eran mayoría), los lloros  y regalos de todo tipo. A Hugo le dieron una cerveza, una tableta de chocolate... y ¡un condón!. «¿Por si acaso?», dijo en su habitual tono de guasa el chico. No faltaron tampoco las actuaciones. La más celebrada, y esperada, la de Señorita, que interpretaron muy en serio y sensuales Hugo y Anaju y parodiaron Rafa y Gèrard con humor. La fiesta se acabó y vuelta a Academia. Y a la realidad. A la otra. El domingo hay gala. Y una nueva expulsión. 

Las firmas de Madrid, València y Sevilla

Aunque la de Barcelona fue la firma de discos más multitudinaria, el resto de los 'triunfitos' también tuvieron su baño de masas. A Madrid acudieron 1.500 personas a ver a Nia (la considerada favorita para ganar esta edición), Bruno (nominado a salir de la Academia este domingo, junto con Hugo y Rafa), Eva y Jesús; en València esperaban a Samantha, Flavio y Maialen 2.500 personas, y los ya expulsados en anteriores ediciones, Anne, Nick, Javy , Eli y Ariadna, firmaron el disco en Sevilla, pero por la tarde.