01 abr 2020

Ir a contenido

con posible 'spin-off'

El fenómeno 'Outlander', la serie que ha puesto de moda Escocia

Sam Heughan y Caitriona Balfe protagonizan uno de los romances televisivos más intensos de las últimas décadas

Marisa de Dios

Sam Heughan y Caitriona Balfe, en ’Outlander’. 

Sam Heughan y Caitriona Balfe, en ’Outlander’.  / JASON BELL

Las historias de amor han sido siempre uno de los temas más resultones en pantalla. Lo que ya no es tan habitual es que una serie mezcle romance, drama, aventuras, historia... ¡y viajes en el tiempo! Es lo que propuso en el 2014 'Outlander', la traslación televisiva  que hizo Ronald D. Moore ('Battlestar Galactica') de la exitosa saga literaria de la escritora estadounidense Diana Gabaldon. Centrada en una enfermera de guerra inglesa de los años 40 que al tocar unas piedras milenarias durante un viaje a Escocia despierta dos siglos atrás (concretamente, en 1743), época en la que se casará con un fornido guerrero de las Tierras Altas, 'Outlander' ha logrado colocar a su pareja protagonista como una de las más intensas de la televisión de las últimas décadas. 

La relación de Claire, que llegará a ser una eficiente cirujana en el siglo XX (donde, por cierto, ya estaba casada con otro hombre), con el impetuoso escocés Jamie Fraser se ha caracterizado por no escatimar escenas tórridas a sus fans. Aunque ahora, en una quinta temporada que acaba de estrenar en España Movistar Series, ambos estén más preocupados por el conflicto que se avecina en 1767 entre la corona inglesa y las colonias americanas, que años después daría paso a la guerra de la independencia. 

"Si el tema del año pasado fue sobre la construcción del hogar, este nos planteamos qué estarías dispuesto a hacer para proteger ese hogar y a tu familia", explica a EL PERIÓDICO Matt Roberts, productor ejecutivo, durante el rodaje de la serie en los estudios de Wardpark, en Glasgow. Situados a las afueras de la ciudad, son los más grandes de Escocia y ahora están exclusivamente dedicados a la serie,  con hileras e hileras de vestidos de época, pilas de madera para las casas de los protagonistas (la de Jamie y Claire se ha reproducido también a unos kilómetros de allí, al aire libre, para darle realismo a los planos exteriores) y pasillos plagados de fotos que son un exhaustivo recorrido por las variadas temporadas de la producción de la cadena Starz.

Porque una de las características que definen a 'Outlander' es su capacidad para reinventarse año tras año, cambiando de escenarios de una temporada a otra. "Es como estar en un 'show' distinto cada vez y eso hace que no te quemes", reconoce su guionista y productora Tonia Graphia. Mientras que la primera etapa se ambientó en Escocia, la segunda trasladó a los protagonistas a Francia; la tercera, a alta mar hasta llegar a Jamaica, y la cuarta, a Carolina del Norte, donde Jamie y Claire han establecido su hogar junto a su hija, Brianna, ahora que son también abuelos. 

'Flashbacks' de Escocia

Aunque esta quinta temporada se mantendrá en Carolina del Norte, las referencias a Escocia serán constantes a través de 'flashbacks', tal como adelanta Roberts. "Será como una estrella invitada del reparto", bromea el productor, que explica que cada año se basan en uno de los libros de Gabaldon, pero fijándose también en tramas de las novelas que le preceden y suceden para que todo encaje.

Este año es el turno de 'La cruz ardiente', que pone a Jamie en un brete: elegir entre seguir las directrices del gobernador, que le ha mandado capturar a Murtagh, su padrino y líder de los reguladores, o ayudar a uno de los pocos familiares que le quedan de Escocia. Sam Heughan, el actor que lo interpreta, explica el dilema que se le plantea a su personaje: "Está dividido. Sabe que los británicos están destinados a fracasar en la guerra que se avecina, pero a la vez es un hombre de honor y tiene que hacer lo que le dicen para proteger a su familia y a su comunidad".

Consultorio médico

Mientras él se debate entre el deber y el corazón, su mujer, Claire (Caitriona Balfe), se volcará en los enfermos, dedicando una sala de su hogar, Fraser’s Ridge, para sus cirugías. Parte del tiempo lo empleará "en tratar de descubrir cómo incorporar todos los conocimientos modernos de medicina que tiene, al pertenecer a los años 60 del siglo XX, sin acabar en la hoguera", recalca la actriz.

Brianna, Roger, Jamie y Claire, en la quinta temporada de la serie / jason bell

Otra de las preocupaciones de Sassenach, el nombre con el que Jamie llama cariñosamente a su mujer, será la sombra de la separación familiar, que planeará de nuevo sobre el clan, debido a los peligros que entrañan para Brianna, la hija que les ha hecho abuelos, esos convulsos años. "Es un tema muy complicado para Claire. Le encanta tener por primera vez esa unidad familiar, pero también quiere que Brianna sea una versión completa de sí misma, que no solo se vea relegada a ser esposa y madre, a lo que desafortunadamente estaría abocada en ese momento", comenta Balfe.   

La peluca de Brianna

El siglo XVIII, de todas formas, no le está sentando mal a Brianna, que incluso sorprende a su padre con alguna de sus habilidades. "Sabe disparar, algo que Jamie no esperaría. Yo creo que él la respeta y admira", apunta Sophie Skelton, la actriz que le da vida, que tuvo que recurrir a una peluca para conseguir el tono pelirrojo de los Fraser después de que los tintes casi acabaran con su pelo. Sin embargo, hay algo que todavía preocupa a su personaje: Stephen Bonnet (Ed Speleers), el hombre que la violó. "El año pasado investigué mucho sobre el trastorno de estrés postraumático. Ahora hay muchos 'flashbacks' y veremos que todavía está teniendo pesadillas", avanza. 

A su pareja en la ficción, Roger (Richard Rankin), sí que le está costando más adaptarse al pasado, y no solo por el calvario que pasó la anterior temporada cuando fue vendido a los indios por error. "No pertenece a esa época, es como un pez fuera del agua. Yo creo que Brianna también sabe que es más seguro volver a su tiempo, así que hay una historia muy buena por explorar ahí", concluye el actor, que gracias a este rodaje en su Glasgow natal está explotando una de sus pasiones: los caballos (tiene incluso uno).

Otra de las parejas de 'Outlander' con más tirón son Murtagh (Duncan Lacroix) y Jocasta (Maria Doyle), que sorprendieron a la audiencia la temporada pasada por su incipiente relación, a la que los fans ya han bautizado en Twitter como #Murcasta. Ambos actores destacan la valentía de la serie a la hora de mostrar la pasión a una edad más avanzada. "Es una sexualidad que no ves a menudo" en televisión, apunta Lacroix. "Me alegró saber que la serie apostara por mostrar que las personas de más de 60 años pueden tener romance y pasión", añade su compañera, que ya estuvo en otra serie de época de culto como 'Los Tudor'.  

La resurrección de Murtagh

El personaje de Murtagh supone, además, una de las variaciones más importantes respecto de los libros de Diana Gabaldon, en los que el rudo escocés moría en la batalla de Culloden, mientras que en la serie reaparecía vivito y coleando en el Nuevo Mundo en la cuarta temporada. "Odiábamos perder al personaje con el que Claire podía hablar sobre el futuro porque conocía su secreto", justifica Tonia Graphia. "Cuando hacemos cambios, tratamos que encajen con el espíritu de los libros y somos respetuosos con el material de origen", puntualiza la guionista.

Jamie y Claire, en la boda de su hija en el episodio que abrió la quinta temporada / Aimee spinks

El matrimonio formado por Marsali (Lauren Lyle) y Fergus (César Domboy), por su parte, sigue ampliando la familia. "Somos muy fértiles",  comenta entre risas Lyle. "Tenemos dos hijos, estamos embarazados del tercero y luego viene otro más esta temporada", adelanta la actriz sobre un personaje que está ampliando nuevos horizontes este año, ya que ha empezado a trabajar como ayudante de Claire. "Creo que ambas son bastante parecidas y, más que nunca, Claire se convierte en una especie de madre para ella", reflexiona.

Posible 'spin-off'

Pero no todo el amor es correspondido en 'Outlander' y si no, que se lo digan a lord John Grey (David Berry), que sigue apareciendo en la vida de los Fraser de forma intermitente. "Mi personaje tiene que estar en sus vidas debido a su amor por Jamie, pero también ha crecido su afecto por Brianna y Claire después de que esta última lo cuidara y le salvara la vida", recuerda el actor. "Y, claro, también está William", añade, refiriéndose al hijo de Jamie que el inglés está criando como si fuera suyo.

Claire con su marido en el siglo XXI, Frank / movistar+

El hecho de que lord John cuente con su propia saga de novelas ha hecho crecer los rumores sobre un posible 'spin-off' de 'Outlander' protagonizado por el inglés. "El personaje es genial y realmente me encantan sus novelas. Todo eso se mueve en lo hipotético así que, hipotéticamente, sí, me sumaría a repetir con el personaje en su serie. El material de base es muy fuerte. Diana ha escrito un personaje maravilloso y una magnífica serie de libros. Realmente me encanta interpretarle", afirma el actor, criado en Australia.

Con o sin 'spin-off', lo cierto es que a 'Outlander' todavía le queda camino por recorrer. Ya hay confirmada una sexta temporada y Gabaldon no para de proporcionarles material para llevar a la pequeña pantalla: tiene escritas ocho novelas de la saga y este año se espera la publicación de la novena.