22 feb 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Rumor de viola de gamba en la cárcel

Ferran Monegal

Junqueras y Évole, en Lledoners (La Sexta).

Después de habernos filtrado durante toda la semana –en muchos programas de La Sexta– trozos, instantes, cortes, momentos de la entrevista de Jordi Évole a Oriol Junqueras en la cárcel, temimos que ya no quedase nada que no hubiesemos visto ya.  Por fortuna ha habido lances interesantes que no habían sido todavía utilizados. Por ejemplo, esa incisiva diferenciación que hizo Junqueras entre PSC y PSOE, esa advertencia de que con el PSC ni a la esquina, pero con el PSOE a dialogar, y además añadiendo este epitafio: «Nosotros un día saldremos de la cárcel y el PSC tendrá que bajar la mirada». ¡Ah! De mantenerse este ideario, no parece que un supuesto tripartito ERC-PSC-Comuns pueda prosperar jamás.

También hubo otro tramo de la conversación muy meditable, cuando ambos, entrevistador y entrevistado, entraron en aguda discrepancia. Fue cuando Évole le recordó lo que desde la propia ERC se ha advertido en más de una ocasión: que con el 50% de los votos en contra no se puede hacer ninguna  independencia. Y Évole añadió: «Entonces ¿por qué proclamaron la república?». ¡Ah! Ahí entraron en un clinch, y en un bucle también,  del que lo único que sacamos en claro es que en política, la matemática de los votos no es una ciencia exacta. Es más bien un arte escénico, cercano al de los juegos malabares.

El gran valor de este programa es que las cámaras por fin han podido entrar en la cárcel después de dos años y tres meses encerrado. Cuando Évole llegó, y caminaba al encuentro del recluso por un pasillo opaco y largo, rompió el silencio el rumor de la viola de gamba de Jordi Savall. Interpretaba un tema de otro gran viologambista, Marin Marais, titulado Improvisations sur les folies d’Espagne. ¡Ah!  Una elección musical con retranca.

LULA EN SAO PAULO .– Otro preso, expreso en este caso, apareció esa misma noche en La Sexta. Ana Pastor se entrevistó con Lula da Silva. Salió hace poco del penal de Curitiba. Aseguró ser víctima de la corrupción empresarial, judicial y policial que ahora manda en Brasil. Sobre Catalunya lamentó: «Siempre es la parte rica la que quiere separarse de la pobre. No me parece bien». A mí me gustó el instante en que Ana Pastor le recordó su primer mitin en Porto Alegre (creo que en enero del 2003), cuando gritó: «Quitad todas las banderas, me impiden ver a la gente». ¡Ahh! Qué hermosa frase. Qué actual.