22 feb 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Madrastra, hijastro y los cuernos de papá

Ferran Monegal

Berta y Daniel. (’Vivir sin permiso, Tele5).

Ya ha comenzado la temporada de series. Los imperios se rearman. Tele 5 acaba de poner en circulación la nueva tanda de Vivir sin permiso, y en A-3 TV han estrenado Perdida, la tragedia de un padre coraje (Daniel Grao) que busca por las tétricas cárceles colombianas al canalla que tiene a su hija secuestrada.

Ambas producciones atrapan. O sea que celebro que no las emitan el mismo día, porque para la audiencia sería una perra jugada. Del arranque de Vivir sin permiso lo más tremendo ha sido el caso de Berta (Leonor Watling), perversa cuñada de Nemo Banderira, casada con un narcotraficante mexicano. Se presenta para quedarse con todo y viene acompañada de Daniel (Patrick Criado), su hijastro.

Conforman una pareja de bellacos sin escrúpulos y desalmados. Además andan todo el día fornicando, más salidos que los chimpancés del parque. Si se presentasen al casting de Gran Hermano serían inmediatamente contratados. Ella, no obstante, teme que su marido acabe enterándose, y le dice a Daniel, mientras cabalgan: «Aunque esté a 1.500 kilometros de distancia tu padre tiene ojos en todas partes. Hasta sabe de qué color llevo las bragas». Pues sí señora. El mafioso se entera, viaja a Galicia, y le pega a Berta una paliza muy cafre. «Díme quién te ha hecho eso, ¡que le mato!» exclama Daniel al verla. Y a ella, a pesar de estar dolorida y amoratada, se le ilumina el semblante y contesta: «¿Lo prometes? ¡Fué tu papá!». ¡Ah! Cuernos y parricidio es una combinación impactante. Deberían implementar ese cóctel en ese otro programa que también nos hace Tele 5, ese festival cornúpeta (La isla de las tentaciones) en la República Dominicana.

LLAMA EL HORMIGUERO .– A veces en El hormiguero llaman a un número al azar para repartir algún regalo. El otro día un comunicante les mandó, textualmente, «a tomar por el culo». Hace unos meses, otro les advirtió: «Ahora no me molesten que me pillan follando». ¡Ahh! Estos golpes son muy celebrados. El público se rie una barbaridad, las redes se excitan y les sale un trending topic en un plisplás, y la cadena tiene una alegría porque la gente lo comenta sin parar. Visto el éxito, podrían hacer un programa solo de llamadas al azar. Cuanto más bárbaras sean las respuestas, más audiencia. Un buen equipo de guionistas son la clave. O sea, que quizá todo es teatro.

Temas Tele 5