28 oct 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Pedrito, Pablito y su bebé adoptado Rufi

Ferran Monegal

Pedrito, Pablito y mamá ZP (’Polònia’, TV-3).

Está presentando Polònia (TV-3) estos días una serie familiar muy bonita. Llevan ya dos capítulos. Se trata de un pisito en el que viven papá Felipe González y mamá ZP, y reciben la visita de su hijo Pedrito que les presenta a su novio Pablito. ¡Ah! La parejita llega amorosamente ensamblada, cogiditos de la mano. Se hacen arrumacos. Están enamoradísimos. Han decidido casarse y formar gobierno hasta que los votos les separen. Mamá ZP está encantada. Les mira con muchísima ternura. Papá Felipe en cambio está que muerde. «¡Esta pareja no pegan!» exclama enfurecido. «¡Uno es de izquierdas y el otro es del PSOE! A ti, Pedrito, el que te conviene es Casado. Lleva el pelo corto, se ducha, es un facha moderado, como el abuelo Alfonso Guerra. ¡Dale una oportunidad!». ¡Ahh! Y en aquel pisito se instala un desasosiego muy profundo. Pero Sánchez e Iglesias siguen más enamorados que nunca y esta semana les han dado a sus papás otra gran noticia: ¡les comunican que han decidido adoptar un niño!  Un niño guapísimo que será su hijito y su socio a la vez, y les proporcionará una felicidad absoluta. Se llama Rufián, o sea, Rufi, y mamá ZP vibra de emoción al comprender que será abuela, pero papá Felipe, cuando se entera de que Rufi es catalán, echa chispas. No se calma ni siquiera cuando le dicen que habla castellano con toda naturalidad. Y grita con furia: «¡Pedrooo, el niño que te conviene a ti es Casado! ¡Es de derechas, como todo buen socialista!».

¡Ahh! No sabemos qué nos depararán los próximos capítulos de esta historia familiar tan entrañable, pero este es el Polònia que en casa nos gusta. Divertido, ingenioso, con un exquisito sentido pirandelliano del teatro en el teatro, y una puesta en escena, y un trabajo actoral, de primera categoría. Les felicito. Les animo a seguir dibujando apasionantes escenas de familia. Estoy convencido de que pronto nos harán una miniserie sobre la Waterloo family. Esa también es una colla muy entretenida. Sobre el futuro de la relación Sánchez&Iglesias, apasionada y amorosa según los polacos, hay otras opiniones. Esta semana, en El intermedio,  Dani Mateo, transformado en Iglesias, recostó su cabecita en el regazo de Sánchez (Wyoming) y le decía ilusionado:  «Vamos a ver la peli El acorazado Potemkin.  Dura tres horas y media». Y  Sánchez contestó: «Vaya, va a durar más la película que nosotros gobernando juntos».