Ir a contenido

polémica en el festival

Hungría no participará en Eurovisión por ser "demasiado gay"

Comentaristas televisivos afines al gobierno de Viktor Orban califican el certamen como 'flotilla homosexual"

El Periódico

Conchita Wurst, ganador de Eurovisión en el 2015.

Conchita Wurst, ganador de Eurovisión en el 2015. / AFP / PETER STEFFEN

Todavía queda casi medio año para que la ciudad holandesa de Roterdam acoja el festival de Eurovisión, donde el 16 de mayo España estará representada por Blas Cantó, pero el famoso certamen ya tiene su primera polémica. Hungría no participará en la próxima edición del concurso, pero no por motivos musicales, sino por ser "demasiado gay" para el gobierno del ultraderechista Viktor Orban.

Así lo afirma el diario británico 'The Guardian', según datos proporcionados por una fuente dentro de la emisora ​​pública húngara, MTVA. Aunque no hay un comunicado oficial por parte de la cadena, la suposición entre los empleados fue que la asociación de Eurovisión con la cultura LGBTQ+ estaba detrás de la retirada.

"No me sorprendió. Proviene de la cultura organizacional de MTVA", expresó una fuente relacionada con la cadena a 'The Guardian', y agregó que se desaconsejaba la cobertura positiva de los derechos LGBT en los medios de comunicación, salvo la cobertura anual del Orgullo de Budapest.

Ascenso de la homofobia

Desde que Viktor Orbán se alzó como primer ministro de Hungía, el país vive el ascenso de la ultraderecha y la homofobia, con un gobierno que apuesta por las familias tradicionales y se opone al matrimonio de parejas del mismo sexo.

A principios de este año, el presidente del parlamento húngaro comparó la adopción entre personas del mismo sexo con la pedofilia, mientras que un comentarista de televisión progubernamental se refirió a Eurovisión como "una flotilla homosexual" y dijo que no participar beneficiaría la salud mental de la nación.