Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

VOX asalta TV-3, pero Abascal flojea

Ferran Monegal

El Abascal de ’Polònia’, controlando TV-3. 

En vista de que muchos sondeos le dan a VOX un subidón de votos tremendo, en Polònia ya nos han enseñado a Santiago Abascal tomando posesión de TV-3, que a partir del lunes pasará a llamarse TV-VOX. Los primeros cambios que ha anunciado son pintorescos. Cambia al presentador del programa El foraster, que ahora será Ortega Smith, y en lugar de decir «Sou molt bona gent» dirá «Sou muy terroristas». Cambia el Club Super 3, que pasa a llamarse Club Ultra 3, con fichaje de nuevo muñeco de peluche: la cabra de la legión. Y, finalmente, el estimable Joc de cartes  pasará a emitirse siempre desde la cárcel de Lledoners, o sea, gastronomía entre rejas. Hombre, es un asalto raro el de este Abascal de Polònia. Yo creo, con todos los respetos, que los polacos no han resuelto bien este sketch. Me parece que nadie ha quedado contento. A la ultraderecha le habrá sabido a poco. Que llegue Abascal y resulta que no toca ni los Telenotícies, ni el Està passant, ni el Palmar de Troya FAQS, ni siquiera la homilia Aló Waterloo. Hombreee, esto más que una invasión facha parece una broma. Y al sector más processista i nostrat de Sant Joan Despí también les habrá parecido una operación de castigo muy floja: si no hay represión cruenta, el victimismo languidece.

Pero sobre todo el más decepcionado debe de haber sido Vicent Sanchis, el todavía director de TV-3. Recuerdo que hace dos años, en octubre de 2017, cuando Rajoy aplicó el 155, circuló el rumor de que TV-3 podría ser intervenida, y dicen que a Sanchis le entró una gran agitación. Aquí mismo les conté que un espía, amigo de nuestro canario flauta Papitu, nos informó que Vicent habia mandado colocar estratégicamente varias cámaras a la entrada de la cadena a fin de poder enseñar al mundo, en exclusiva y en directo,  el desembarco de las brigadas represoras. ¡Ahh! Su emoción era indescriptible. Era una rara mezcla de espanto e ilusión.

Aquel asalto a TV-3, nunca llegó a producirse, Ahora, dos años después, Polònia nos asegura que Abascal ya ha entrado en Sant Joan Despí con sus tropas de VOX. Pues eso es lo que nos deberían haber mostrado en el sketch.  Abascal, al galope, armado hasta los dientes, y detrás de él Ortega Smith, Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio a toda pastilla en una tanqueta. Y lo más hermoso: Sanchis abrazado a una steadicam, retransmitiendo heróicamente la invasión. ¡Ah! Eso sí eixamplaría la base, queridos feligreses.