CELEBRACIÓN EN EL CCCB

'30 minuts' hace un recorrido por sus 35 años a través de sus tres directores

Joan Salvat, Eduard Sanjuan y Carles Solà rememoran los inicios del programa de reportejes, el más veterano de TV-3, y destacan el mérito de que lidere el 'prime time' un espacio informativo

Joan Salvat, Eduard Sanjuan y Carles Solà, directores de las diferentes etapas del programa ’30 minuts’ (TV-3).

Joan Salvat, Eduard Sanjuan y Carles Solà, directores de las diferentes etapas del programa ’30 minuts’ (TV-3). / TVC

3
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

El espacio '30 minuts' celebra su 35º aniversario y TV-3 ha reunido a sus tres directores, Joan Salvat, Eduard Sanjuan y Carles Solà, para hacer un recorrido por sus diferentes etapas y reflexionar sobre la dificultad de hacer reporterismo de calidad durante tantos años. El programa, el más veterano, junto a los TN, de la cadena pública catalana, puede presumir de ser un espacio informativo que ha llegado a alcanzar audiencias de un 30% de cuota de pantalla en el prime time. "Las cifras de un Barça-Madrid", según David Bassa, jefe de informativos de TV-3.

Carátula del programa de TV-3 '30 minuts'. / TVC

En un acto celebrado en el CCCB este miércoles, moderado por la periodista del 'TN matí' Ariadna Oltra, Salvat, responsable del espacio desde 1984 al 2008 desde 1984 al 2008; Sanjuan, que tomó el relevo en el 2008 hasta el 2017el 2008 hasta el 2017 y  Solà, que está al frente desde ese año, rememoraron sus propias experiencias. El primero, que en los 24 años que lo dirigió vivió momentos claves de la historia mundial, habló de los inicios del espacio. "Era un caos. La única referencia era el 'Informe semanal' (TVE-1). Pero pronto vimos que con reportajes de 10 minutos nos quedábamos cortos y pasamos a los 30 minutos del título, que en realidad son 45", admitió.

La etapa de la crisis

A Sanjuan, que entonces se decantaba por la prensa escrita, pero aceptó la propuesta de trabajar en la tele como algo circunstancial y acabó enganchándose al medio, le tocó una época difícil, con la crisis encima. "El reto era mantener el espacio e intuir lo que le interesaba a la gente", aseguró. Carles Solà, el actual director, le iba proponiendo temas: "Eso 'tiene un 30'", le decía, y acabó realizando 7 u 8, entre los que se encuentran 'Historia del café para todos', uno de los reportajes más vistos.

Porque esa es una de las mayores dificultades (otra es la falta de presupuesto) a la que se enfrentan los responsables del veterano espacio de TV-3: no solo se trata de escoger un tema de interés, sino también que luego se den las circunstancias para que salga de ahí un buen reportaje. "Se necesita que los personajes cobren fuerza, que las historias se desdoblen... Hay muchas cosas impredecibles", afirmó Sanjuan.

Otro enfoque y reflexión

Otro enfoque y reflexiónSegún Salvat, que remarcó que en '30 minuts' no se ha dado la figura del periodista estrella, la receta del buen reportaje podría ser: "Que haya buenas imágenes y secuencias, que haya un principio y final y que aporte cosas no vistas". Y saber esperar unos días para darle a lo que salga en el 'TN' otro enfoque, una reflexión... "Es un periodismo más observacional", apuntó Solà, quien lamentó: "Por ser de '30 minuts' se nos abren unas puertas, pero se nos cierran otras por ser de '30 minuts' y de TV-3".

También admitieron los tres periodistas que algún tema no pudo ser: el de la economía sumergida, en el caso de Salvat; un segundo reportaje sobre el Palau de la Música (ya que nadie quería hablar), en el de Sanjuan... Asmimismo, los dos últimos directores del espacio (Salvat vivió la mejor época de TV-3) remarcaron que los problemas de presupuesto de las empresas públicas han hecho que los grandes viajes formen parte del pasado: "Nos quedamos más aquí", admitió Sanjuan.

Menos presupuesto

Noticias relacionadas

"Aunque seguimos viajando", apuntó Solà, "para buscar otras miradas fuera, pero ahora no se siguen los grandes conflictos durante un tiempo, porque no hay presupuesto. No obstante, ahora hay más conflictividad social y vamos a buscar más temas sociales, como las clases desfavorecidas, el medioambiente, los extremismos... que el conflicto o la guerra".

En lo que sí coinciden los tres es en que mantener la calidad del programa supone un gran esfuerzo por parte del equipo. Una dedicación "obsesiva", dijo Salvat, "una tortura", añadió Sanjuan; "un estrés que pasa factura", señaló Solà. "Pero como los de '30 minutos' son grandes periodistas, renacen y hacen excelentes reportajes", remarcó Solà.  Un esfuerzo que vale la pena, porque Vicent Sanchis, director de la cadena, resumió así esos 35 años: "'30 minuts' es el orgullo de TV-3 y la dignidad del periodismo".