Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Hoy nos acompaña... ¡Francisco Franco!

El nietísimo Francis no aclara si grabó en secreto la exhumación, pero tampoco lo niega

Ferran Monegal

El nietísimo Francis y su abuelo, el dictador.

El susto ha sido de infarto. Eran las 23:42 del sábado y el presentador de La Sexta noche Iñaki López exclamó: «Me voy con el siguiente invitado. Hoy nos acompaña... ¡Francisco Franco!». ¡Ahh! Escuchamos entonces un tremendo ruido en casa: nuestro canario flauta Papitu se habia desplomado. Solo comenzó a recuperarse un poco cuando vió  que el entrevistado no era el dictador resucitado, sino su nieto Francis. Aún así, el golpe fue bárbaro. Hombre, este nietísimo no demostró grandes luces.

De hecho muchas veces perdía el hilo de la conversación, no recordaba ni lo que tenía que responder ni lo que le preguntaban, y el programa lanzaba entonces vídeos para darle tiempo a retornar. Consiguió hilvanar algunas frases, eso sí. «Si mi abuelo no se hubiera levantado España sería  un satélite de la Rusia de Stalin» y cosas así, rancias, e historicamente ya muy trilladas desde hace años. En suma, un fondo de armario del caudillismo apolillado. Sobre el traslado de la momia advirtió:  «No fue una exhumación fue una profanación. Ya lo dijo Napoleón; humillar a los muertos es de cobarde».

¡Ah! Esta supuesta frase napoleónica la ha tomado de la Fundación Francisco Franco. Podría haber añadido esta otra: «Con los intelectuales no razones, dispárales» que era la preferida de Bonaparte. A la pregunta: «¿Ustedes grabaron la exhumación?», contestó «Ese es un tema personal nuestro». O sea, seguramente grabaron. No es extraño. Hay tradición en esta familia. Recuerdo que las fotos de Franco agonizante e intubado, que publicó La Revista en 1984 tras pagar un dineral, el yernísimo Marqués de Villaverde –el padre de Francis– dijo que eran suyas pero que alguien se las habia robado. Atentos pues a la pantalla, que las imágenes de la momia saldrán tarde o temprano.

Es muy poco relevante la mayoría de lo que ha contado el nietísimo Francis. Aquí lo interesante sería entrevistar al biznieto Luis Alfonso de Borbón. En el Equipo de Investigación de esta semana Gloria Serra y su equipo le han hecho un seguimiento muy revelador. Parece que es quien corta el bacalao en este tétrico fondo de armario familiar de los Franco. Compagina esta labor con la dirección del banco venezolano de su suegro –recien quebrado y con muchos damnificados– y cuando viaja a Paris hace maniobras y posturas para ver si consigue que le nombren Rey de Francia.