Ir a contenido

CONFLICTO POR LOS DERECHOS

Guerra entre el Barça y Mediapro por las retransmisiones de la Liga femenina

El grupo audiovisual anuncia medidas legales contra el club, que desoyó al juez y emitió por su canal el Clásico del sábado contra el Atlético

La noruega Caroline Graham y la extremeña Carmen Meyano disputan el balón durante el Barça-Atlético del pasado sábado en el estadio Johan Cruyff.

La noruega Caroline Graham y la extremeña Carmen Meyano disputan el balón durante el Barça-Atlético del pasado sábado en el estadio Johan Cruyff. / EFE / ALBERTO ESTÉVEZ

El FC Barcelona y el grupo audiovisual Mediapro se han enzarzado en un conflicto a cuenta de las retransmisiones de los partidos del equipo femenino azulgrana. La guerra se ha desatado después de que el club que preside Josep Maria Bartomeu decidiese emitir por su canal, Barça TV, el Clásico de la Liga Iberdrola contra el Atlético de Madrid disputado el sábado 21 de septiembre, a pesar de la prohibición cautelar dictaminada por el juzgado número 47 de Barcelona. Tanto Mediapro como el club madrileño, que tienen un contrato sobre derechos televisivos, han anunciado medidas legales contra el Barça.

Mediapro sostiene que ningún equipo, aunque juegue en su campo, puede emitir un encuentro sin que el visitante dé su consentimiento, cosa que el Atlético no había hecho. La entidad madrileña y otros 11 clubs de la Liga femenina tienen cedidos sus derechos a Mediapro, pero no el Barça, que optó por emitir el partido del sábado en aras del "interés general del público", según ha manifestado este lunes Maria Teixidor, responsable del equipo azulgrana y secretaria de la junta directiva. "No podíamos dejar de emitirlo", ha añadido, porque era "una fiesta del fútbol femenino".

Mala fe

La representante del club esgrime como razón para haber hecho caso omiso de la resolución cautelar la figura jurídica de 'inaudita parte', es decir: "El juez no nos escuchó antes de tomar esa medida, y además el auto no es firme. Hacemos lo que tenemos que hacer, oponernos, prestar una fianza similar a la que presta el demandado e informar al juez".

Teixidor, que considera que ha habido "mala fe" en la interposición de las medidas porque "la asociación de clubs ya las pidió en Madrid en julio para todos los partidos de la temporada" en los que jugasen los equipos que no han cedido los derechos, "y el juez madrileño las denegó dos veces". En opinión del Barça, el conflicto va más allá "de un solo partido".

Gran expectación

El Clásico del fútbol femenino había suscitado gran expectación porque enfrentaba a los dos primeros clasificados de la pasada Liga, ganada por el Atlético, y terminó con goleada del Barça (6-1). "La afición nos agradeció muchísimo" que se emitiera. "Estamos en un momento en el que debemos colaborar todos para dar la máxima visibilidad al fútbol femenino. Por eso lo emitimos por el canal propio que llega al máximo de audiencia", ha afirmado la directiva barcelonista.

Teixidó también ha expresado que el club "lamenta profundamente" que la Liga, un organismo del que el Barça forma parte, "haya hecho prevalecer los intereses del proveedor antes que los de uno de sus miembros", al  cerrar el canal de Youtube de emisiones en directo del club.

Los entrenadores discrepan

En la conferencia de prensa posterior al partido, los entrenadores de ambos equipos expresaron opiniones opuestas a propósito de la retransmisión televisiva a través de Barça TV. "Estoy de acuerdo con la decisión del club de dar el partido por televisión y, al final, nosotros estamos encantados de que este encuentro se haya podido ver desde muchos sitios", dijo Lluís Cortés, entrenador del Barça.

No se mostró tan contento el técnico del Atlético de Madrid, José Luis Sánchez Vera, pues lamentó esta "guerra televisiva" y afirmó que no ayuda a nadie, "independientemente de si ganamos o perdemos el partido, pierde el fútbol femenino".