Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Ante la duda política, prepara dos versiones

Ferran Monegal

Los dos guiones de ’El Hormiguero’.


Nos contaba Wyoming el martes noche, en El intermedio (La Sexta), que ante la duda de si Sánchez sería finalmente investido candidato, o si íbamos a nuevas elecciones, tenían preparadas dos versiones. La zozobra no se despejó hasta las 20:40. Tarde, muy tarde para una maquinaria televisiva que comienza a diseñar el programa de buena mañana, a las 9. O sea que los guionistas, ante la incertidumbre de lo que pudiera pasar, no tuvieron más remedio que preparar dos guiones diferentes.  En paralelo. Wyoming nos los enseñó. Una verión se titulaba: Guión de acuerdo de investidura, y el otro Guión de repetición electoral. Lo tremendo del caso –y esa era la base del sketch humorístico de Wyoming– es que ambas versiones tenían los mismos gags. Idénticos.

¡Ah! Eso no pasaba antes, cuando en la tele corría el dinero a punta pala, y se podían permitir el lujo de tener trabajando a dos equipos de guionistas, diferentes, sobre una misma idea. Era un sistema que mejoraba el producto enormemente. Los dos equipos competían entre ellos, y el director del programa elegía y emitía el mejor de los dos. ¡Ah! Esto de tener preparadas dos versiones sobre un affaire político concreto parece que llegó a su momento más culminante durante el golpe del 23-F. Algunos cronistas, con vocación de pseudohistoriadores, han insinuado que el rey Juan Carlos habia grabado dos mensajes televisivos diferentes. Por si las moscas. No se han presentado pruebas, por ahora, que avalen esta hipótesis. Otros, más perspicaces y agudos, han advertido que no había necesidad de grabar ningún segundo mensaje porque el Tejerazo estaba saliendo perfectamente. O sea, y según lo previsto, primero dejar que se produjera un golpe muy sonoro, y bien acotado, eso sí, y luego activar la gloriosa intervención regia salvadora. Esta hipótesis es la que parece tener más adeptos.

El caso de la duda de El intermedio sobre si habría candidato o habría elecciones, es diferente. Se despejó la incógnita tan tarde para ellos que tener preparadas dos versiones estaba justificado. Aquí lo luminoso es el sarcástico mensaje que nos transmite El intermedio: ¡los dos guiones eran idénticos! O sea, el humor es un termómetro social. Nos está señalando que los partidos políticos han llegado a tal punto de voraz egocentrismo, y de descrédito, que da lo mismo que haya candidato, o haya elecciones.