Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

La saliva del 'català autèntic'

Ferran Monegal

Les Sey Sisters (’Manual de supervivència’). 

Después del Llenguaferits, reportaje instrumental que nos impulsaba a salir a la calle como un glorioso somatén de la lengua porque resulta que según TV-3 el enemigo ya no es solamente el Estado español, sino que lo tenemos dentro, dentro de Catalunya, y hay que pasar a la acción, después de ese 30 minuts tan guerrillero, TV-3 acaba de estrenar un programa, que tendrá varias entregas, titulado Manual de supervivència. Supervivencia en Catalunya, naturalmente. En el primer capítulo emitido trabajaron el concepto gent de dintre i gent de fora. O sea, en línea con la ortodoxia que ahora impera. Seleccionaron una serie de criaturas que han llegado de la India, de Canadà, de Marruecos, de Alemania, de México... y hablaban de sus experiencias en tierras catalanas. Todas bastante maravillosas. Un inglés hasta quería transformarse en pagès català inmediatamente. En este repertorio de nacionalidades he echado en falta, francamente, que no pusieran a ningún ejemplar de español auténtico. Ustedes ya me entienden. Quien sabe, quizá en próximas entregas.

Uno de los momentos más interesantes fue cuando formularon la pregunta Què és ser català?. ¡Ah! Una serie de catalanas y catalanes se prestaron a una prueba de saliva para comprobar si venían de un linaje catalán cien por cien. A una señora le salió 53,7% ibérica, 15,9% irlandesa-escocesa-galesa, 14,1% sarda, 12,1% griega y 4,2% balcánica. Se quedó un poco inquieta. Hombre, en esta prueba de ADN made in TV-3 les ha faltado detallar eso de ‘ibérico’. Es de una amplitud horrorosa. Pero el momento más luminoso fue cuando nos advirtieron: «Ya sabemos la diferencia entre los que son de aquí y los que son de fuera, pero ¿qué pasa con los que son de aquí y parecen de fuera?». ¡Ah! Tremendo tema. Conociendo el tortell mental de TV-3 creí que se referían a los equidistantes, los tibios, los poco processistes, o incluso a los apátridas, que son los peores. Pero se referían a Les Sey Sisters, cantantes negras, de padres de Ghana, y que han nacido en Catalunya. Decían, con una ironía estupenda: «Cuando acabamos un concierto, lo primero que nos dicen es ‘¡Qué bien habláis el catalán!’. ¡Nos felicitan por el catalán, no por lo bien o mal que cantemos!». ¡Ah! La famosa sentencia del fraile capuchino «Puix que parla català, Déu li’n do glòria» permanece. Que desafinemos es lo de menos.

Temas: Catalunya