Ir a contenido

ENTREVISTA

Jordi Hurtado: «Si hiciéramos cada día 'Saber i guanyar', no tendríamos vida»

El presentador de 'Saber y ganar' explica cómo será la versión en catalán del concurso de TVE y repasa algunos grandes hitos de la cadena cuando se cumple el 60º aniversario del centro de Sant Cugat

Inés Álvarez

Jordi Hurtado, en el especial ’Saber i guanyar’ (TVE-1), versión catalana de ’Saber y ganar’ (La 2).

Jordi Hurtado, en el especial ’Saber i guanyar’ (TVE-1), versión catalana de ’Saber y ganar’ (La 2). / RTVE

Si uno piensa en 'Saber y ganar', inmediatamente visualiza a Jordi Hurtado, y la figura de Jordi Hurtado ya resulta inseparable del concurso 'Saber y ganar'. Pero, aunque este idilio dura ya 22 años (él tiene 62), su matrimonio con TVE va por los 34, tiempo en el que ha presentado programas de éxito. Como 'Si lo sé no vengo', espacio al que le puso al frente el avispado Sergi Schaaff sabiendo que aquel jovencito no le iba a defraudar. 'Saber y ganar' es ya historia de la tele y por eso su versión en catalán servirá para conmemorar el 60º aniversario de TVE Catalunya.  Aviso a quienes aplauden la idea: solo será una semana. Pero muy especial.

Estará contento de que hayan contado con su programa para tan importante aniversario. Sí. Muy contento. Además de hacer 'Saber y ganar' cada día... Porque este  es un programa que va 365 días al año, incluso en Navidad y Nochevieja. Hay gente que pregunta: «¿También en Navidad?». Pues sí, también. Lo grabamos antes y se emite para todo el mundo con villancicos y todo. Pero hacer una semana especial en catalán con motivo de los 60 años del centro de TVE en Catalunya nos da una gran alegría. Es un orgullo que la dirección piense en nosotros. Aunque ya hicimos algo en el 50º aniversario. 

Normal en un programa tan longevo. ¿También era en catalán? También en catalán, con concursantes de Catalunya que combinábamos con invitados que habían hecho algo en TVE Catalunya. Trajimos a Rosa Maria Sardà, a Àngels Moll y a Raimon, que había presentado un programa de libros para Catalunya ('Literal') Poníamos imágenes de lo que habían hecho en este centro y les hacíamos preguntas a los concursantes sobre ellas. Fue una experiencia muy bonita. Muy divertida. 

El presentador, en 'Si lo sé no vengo ' (TVE-1) en 1985. / RTVE

¿Y se repetirá ahora la fórmula? No. Ahora será diferente, porque serán nueve concursantes que ya han estado en el programa y que son de Catalunya, que conocen la mecánica y tendrán la oportunidad de volver al programa. Competirán a lo largo de esta semana para llegar a convertirse el viernes en el ganador de esta pequeña Liga que se ha celebrado durante cinco días.

¿Las pruebas serán distintas? Cambia el idioma y la preguntas serán sobre la cultura, la historia y la geografía de Catalunya. Jugamos con el diccionario de las palabras en catalán en la clásica prueba 'El reto' y en un juego nuevo que está funcionando muy bien:' Busque la palabra'. Aunque en este caso serán 'El repte' y 'Tot buscant la paraula'... 

Y este especial solo se verá en Catalunya, claro. Sí, solo en Catalunya. La versión en castellano, 'Saber y ganar', se emitirá como siempre en su horario (15.45), en La 2. Pero a  la hora de la desconexión (13.00), del 8 al 12 de julio se podrá ver 'Saber i guanyar' en TVE-1.

"Ya hicimos un especial en catalán en el 50º aniversario, pero este es diferente. Y se verá a la hora de la deconexión"

¿Y si la gente de aquí se engancha y les pide más? ¡Ay, entonces eso ya depende de la dirección! Pero lo que pasa es que nosotros también queremos vivir. La verdad es que no podríamos grabar más días. Realmente no podríamos. Aparte, claro está, de la cosa económica, porque ya entraríamos en  problemas de presupuesto, ya que este es un programa que tiene que dar premios, tiene que dar dinero, y eso supone unos problemas presupuestarios muy importantes. Pero, aparte de eso, es que nosotros físicamente casi no tendríamos vida. Porque ya son muchos los días que nos dedicamos a grabar el programa en castellano.

Entre otras cosas, 'Saber y ganar' es la cuna de muchos concursantes que luego triunfan por concursos de otras cadenas. ¿Les enorgullece ver a sus criaturas explorar otros mundos? Sí, es muy divertido, porque hay momentos en que estoy cenando, a eso de  las ocho o nueve menos cuarto...

¡Qué dice! ¿A las ocho? Sí, ceno muy pronto porque tengo que madrugar mucho para grabar. Y, entonces, cuando zapeo y veo a  los concursantes de '¡Boom!', de 'Pasapalabra'... pienso: «¡Mira, este es mío!». Sobre todo cuando veo a  Los Lobos en el concurso de Antena 3. Es que la vida de 'Saber y ganar' sigue en las televisiones privadas, en los grandes concursos de gran audiencia de la tarde. Eso es muy bonito. Realmente nuestro programa es la gran cantera de concursantes.

En el año 1991, en el programa 'Pictionary' (TVE-1). / RTVE

Un grupo  de concursantes que  organiza quedadas y que hace poco sufría una gran pérdida: José Pinto. ¿Cómo se vivió en Saber y ganar? ¡Uf, terrible! Recuerdo perfectamente ese 27 de febrero: estábamos grabando el programa en el plató 4 y, al acabar al mediodía, lo supe y me quedé... No te lo podías creer. Era una persona sanísima, con tanta vitalidad, fuerza, ganas de comunicar, con una alegría de vivir... Yo estaba grabando y vi que hablaban. Me dijeron que tenían que contarme algo sobre  Pinto. Y les pedí: «No me digáis nada, por favor. Acabo de grabar este programa». 

¿Se imaginaba lo peor? Pensé que habría pasado algo -quizá un accidente de carretera, porque con tantos viaje para aquí y para allá-, pero que lo superaría. No imaginé  algo así (sufrió un infarto). Pero reaccionamos, e hicimos un comunicado para emitir en antena, porque la emisión de aquel día igual la habíamos grabado hacía un mes y no podías hacer nada.  Y, encima, salías allí en plan: «¡Jujuju jajaja!». Por lo que fue bonito hacer un comunicado para antena para todos los telespectadores un minuto antes de la emisión del programa y después otro para las redes, en el que de una manera natural y humana decía que era algo increíble y lo recordaba.

"Cuando ceno, veo a los concursantes de '¡Boom!' y 'Pasapalabra' y pienso: 'Este es mío', Es una gran cantera"

En ¡Boom! (Antena 3) también le rindieron un homenaje. Sí, les coincidió con la grabación y la pararon, porque no podían seguir. Su comunicado fue muy emotivo. Nosotros también hemos emitido un programa de fin de semana con tres concursantes que le habían conocido, y entre los que se había generado una gran amistad, que lucían  una camiseta en la que se leía «Ciudad Rodrigo» como homenaje.

El éxito de 'Saber y ganar' en las sobremesas de La 2 es incuestionable, pero ¿por qué cree que no funcionó en TVE-1? Se hizo la experiencia de emitirlo en TVE-1, pero no, no funcionó. Porque las cosas tienen que estar en su horario, que es el éxito de Saber y ganar. Cuando ves las audiencias, que son como del 9,5% de share de media, cuando en la La 2 es del  2%, y de  1.500.000 o 1.300.000 telespectadores... Es que hay una fidelidad. Y se ha comprobado que la gente quiere este programa a esta hora y, después, el mismo telespectador ve ¡Boom! o Pasapalabra.

Y eso que compite con programas que arrastran tantas audiencias como 'Sálvame' y las series de sobremesa. increíble. Es que está afianzado, fidelizado. Saber y ganar está muy fidelizado. Y también nos ve mucha gente 'on line'. Muchos me lo dicen. Aparte de los que nos ven desde Sudamérica por el canal internacional y que no cuentan los audímetros, como tampoco a los del 'on line' en la web. Y es que mucha gente de aquí está trabajando a la hora de emisión y lo ven cuando llegan a casa. Yo también soy telespectador 'on line': veo lo que quiero cuando quiero. Y es lo que  pasa con este programa: que también muchos nos ven 'on line'. 

En el 2017, en el 20º aniversario de 'Saber y ganar' (La 2) / RTVE

Y ahora que por el centro de  TVE en Sant Cugat sobrevuela la nostalgia, ¿qué recuerdos tiene usted como telespectador de TVE? Los primeros son los de la perrita Marilín y todo aquello que hacía Herta Frankel, que  era mágico. Primero, porque no había otra tele. Era aquella tele en blanco y negro en la que vi por primera vez  el programa 'Esta es su vida'.  Ni se pensaba en la posibilidad de que hubiera otras teles. Todo eso tardó mucho en llegar. Hace unos meses grabamos un programa con una pregunta sobre los 50 años de la llegada del hombre a la Luna, que se celebra ahora, en julio. Escuchar aquella narración de Jesús Hermida... Y luego están todos esos progamas, como el de Luis Miravitlles,  'Misterios al descubierto', que encontraba fantástico. Aquella divulgación científica que maravillaba... 

Realmente era mágico. Todo maravillaba, porque no había más. Veías 'Reina por un día' y para nosotros aquello era Broadway o Hollywood. Con Mario Cabré y José Luis Barcelona...

"Mis primeros recuerdos de TVE son de la perrita Marilín y todo lo que hacía
erta Frankel, que
ra mágico"

El público también era más naïf. Todo le hacía ilusión. Éramos vírgenes en este sentido. Después llegó TV-3, en 1983. Había llegado a Euskadi ETB, pero aquí no la veías. No tenías internet ni  la posibilidad de ver otras autonómicas. Se abrió otra ventana. Antes había llegado el UHF, con el que se había abierto La 2.  Y hasta 1990 no llegan las privadas y el abanico de posibilidades que daban. Y luego vino internet. Y las plataformas. Y la manera de ver ahora la televisión 'on line'...

Usted cuenta que, afortunadamente, no le cogieron para 'Los sabios' en el 'casting' al que se presentó. ¿Un fracaso inicial se puede convertir en una oportunidad? Yo no lo veo como un fracaso. ¡A cuántos les pasa que no les seleccionan en un 'casting'! Pero sí, por suerte no me cogieron en 1984 para 'Los sabios' y entonces insistí. Fui a TVE Catalunya y pedí una entrevista con el jefe de programas, Sergi Schaaff, y eso que no nos conocíamos de nada...  

¡Eso sí que es tener decisión! Y gracias a Sergi estoy aquí. Porque pensó que aquel chico de la radio podría presentar 'Si lo sé no vengo', programa que estaban preparando para emitir en TVE-1, los jueves, a las diez de la noche, en  junio, ¡sustituyendo nada menos que al espacio 'Ahí te quiero ver' de Rosa Maria Sardà! Fue impresionante mi estreno televisivo. Ese es mi gran recuerdo. ¡Brutal! Es como si de repente aquí  a un actor le cogen y le ponen en una producción de Hollywood 'number one'. Y yo, además, tenía unas ganas de aprender... Sergi Schaaff fue el primer realizador de 'Si lo sé no vengo'. Aquella fue una gran escuela.

Schaaff dice que lo suyo ha sido un verdadero flechazo profesional. Sí, por suerte. ¡Amor a primera vista! Eso pasó hace 34 años. Solo con 'Saber y ganar' llevamos 22 juntos. 

Durante todo este tiempo le habrán tentado con otras ofertas... Ha habido propuestas. Pero no son como las de los jugadores de fútbol, a los que les firman un contrato que les da una seguridad de al menos tres o cuatro  temporadas. Y que si les echan a los tres meses, no pasa nada, porque cobran igual. En la televisión las propuestas son: ven, pero no garantizamos nada. He arriesgado a manterme en la tele pública, con renovaciones de solo tres meses. Y así hemos estado todo estos años.

"¿Para qué cambiar? En otros sitios nos darán también contratos de tres meses y si no tienes
un buen 'share'...
'¡bye bye!"

Eso sí que es fidelidad. Soy un 'free lance' absolutamente vinculado a esta casa, entregado y  muy contento. Aunque durante muchos años nos renovaran al equipo de tres meses en tres meses. Creísmos en el programa y viendo los grandes índices de audiencia, lo hemos mantenido. Porque, ¿para qué cambiar? Porque en otros sitios nos darán también eso, tres meses, y ya sabemos cómo va: si no tienes un buen' share'... ¡'bye bye'!

¿Y por qué ha continuado tanto tiempo en este proyecto? Su etapa profesional es muy larga. Poco habitual en un medio tan cambiante. Lo que he conseguido después de tantos años es poder hacer lo que quiero. Con una gran libertad. Sergi, como director del programa, se preocupa de los contenidos. En las reuniones siempre está cambiando preguntas, tachando las que no le gustan... En el momento de la grabación, también cambia cosas. Pero me da una gran libertad de acción, de poder hacer lo que quiera, de si quiero hacer una imitación, una voz... De crear... Y eso me da ganas e ilusión para continuar.

Lo sé, debe de estar hartito de que le pregunten, pero permítame la frivolidad: ¿para cuándo la pócima de su eterna juventud? Se la diré: chocolate negro. Que es muy bueno.

Anda, ¿como José Coronado? (Ríe) Sí. Chocolate negro del 82 o 85%.