Ir a contenido

La salud del catalán llega al Parlament

PP y Ciudadanos critican la visión catastrofista de 'Llenguaferits', reportaje que emitió '30 minuts'

Agencias / Barcelona

El director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo; el de TV-3, Vicent Sanchis, y la presidenta en funciones de la CCMA,  Núria Llorach, en el Parlament. 

El director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo; el de TV-3, Vicent Sanchis, y la presidenta en funciones de la CCMA,  Núria Llorach, en el Parlament.  / PAU CORTINA (ACN)

El debate sobre el delicado estado de salud de la lengua catalana, tal como se presentó en el reportaje 'Llenguaferits', emitido el pasado domingo, 30 de junio, en '30 minuts', ha llegado este viermes, 5 de julio, hasta el Parlament. El PP y Ciudadanos han criticado al director de TV-3, Vicent Sanchis, que el programa entrara en cuestiones como la lengua que hablan los niños y niñas a la hora del patio, y se presentara el uso del castellano como "el fin del mundo", en opinión del diputado Nacho Martín Blanco (C's). "Dejen en paz a los niños", clamó el popular Daniel Serrano, en la comisión de control de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA).

Sanchis ha defendido el interés periodístico del reportaje y que la obligación de TV-3 como televisión pública es "preocuparse por la salud del idioma propio del país". El director también ha hecho alusión a los "196 permisos" pedidos a centros educativos y padres de alumnos antes de realizar las grabaciones, "de acuerdo con el libro de estilo" de la casa.

El PP ha preguntado al director de TV-3 por el criterio periodístico utilizado y le ha pedido "alejar" los niños del debate lingüístico. "¿Les molesta que los niños hablen en lengua española en su tiempo de ocio?", ha preguntado Serrano. Sanchis ha replicado que efectivamente se utilizó un "criterio periodístico, de interés general y servicio público", y ha indicado al diputado que TV3 debe "preocuparse por la salud del idioma propio del país". A su juicio, el reportaje "explicaba situaciones" que "para sociólogos y sociolingüistas no son tan normales" (el uso frecuente del castellano en el patio), según la valoración de los diputados de Ciutadans y PP.

"¿Usted comprende que para un ciudadano que tiene el castellano como lengua materna, un documental como este que presenta el hecho de hablar el castellano en el patio de la escuela como el fin del mundo puede resultar ofensivo e insultante?", preguntó Martín Blanco a Sanchis.

"El catalán no está en peligro. El único peligro son ustedes y programas como 'Llenguaferits', que ha conseguido que la defensa del catalán quede reducida a actos de 'frikismo' como querer hablar a una tostadora en catalán o decir que Netflix es más peligrosa por el catalán que el franquismo, porque eso es lo que ha quedado del reportaje", ha opinado la diputada de C's Sonia Sierra.

Marta Ribas, de CatECP, consideró "lícita" la reflexión sobre las posible "amenazas" sobre la lengua. Pero dijo que sería "grave" si la ciudadanía ha percibido con el reportaje "que la televisión pública plantee como problema lo que es una de las grandes riquezas de nuestro país, que es la diversidad lingüística".

Sanchis ha subrayado que "la supervivencia y vitalidad" de la lengua catalana merece un programa informativo, ha considerado interesante ver el uso que se hace en entornos como las redes sociales y ha afirmado que nadie se debe sentir ofendido por el reportaje porque explica hábitos sociales en los diferentes territorios de habla catalana --señalando que en Perpinyà (Francia) ya no se habla o que la ve "en peligro de extinción" en Catalunya-- que, para unos pueden parecer normales como que el catalán no esté tan presente en las nuevas tecnologías, pero no tanto para sociolingüistas.

Preguntada por ERC sobre cómo hacer atractivos los contenidos audiovisuales en catalán para los jóvenes, la presidenta en funciones de la CCMA, Núria Llorach, ha dicho que el tema de la lengua "ocupa y preocupa", y ha subrayado que trabaja para tener una programación atractiva para la franja entre 16 y 24 años, que ahora sigue un 5% y que el catalán sea vehicular en el entretenimiento.

Toni Albà

Otro tema polémico que saltado en el Parlament ha sido en referencia a los tuits insultantes del actor Toni Albà. La comisión de control ha rechazado una propuesta de resolución presentada por Cs de dos puntos que instaba a la Generalitat a pedir a la CCMA a no contratar personas o rescindir contratos de aquellas que difunden un discurso de odio, especialmente contra las mujeres y el colectivo LGTBI, así como no contratar a productoras cuando estas o sus empleados difundan un discurso del odio, precisamente a raíz de la polémica por los tuits de Toni Albà contra Inés Arrimadas.

La propuesta de resolución ha contado con los votos en contra a los dos puntos de JxCat y ERC --tras no admitirse una enmienda conjunta-- y la CUP, que ha lamentado la "instrumentalización" por parte de Cs. Los Comuns se han sumado al rechazo en el punto de la proposición que hacía referencia a las productoras, pero ha votado a favor del primer punto.