Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

La guerrilla del 'pendó' (Sue Ellen)

Ferran Monegal

Sue Ellen, el ’pendó’ de ’Dallas’.

Este 30 minuts que acaba de emitir TV-3 titulado Llenguaferits ha levantado polémica. Lo que ha llamado más la atención, porque sirve como titular de impacto, ha sido el joven que salió reclamando poderle hablar en catalán a la tostadora del pan, y que la tostadora le entienda. ¡Ah! No deja de ser un pintoresquismo anecdótico. Lo que plantea este trabajo es otra cosa. Se trata de una llamada de alerta sobre la situación del idioma catalán, para que el televidente que lo vea  pase a la acción. Nos decía el presentador en el prólogo: «El futuro de la lengua catalana ya no está ligado solamente a la hostilidad del Estado español, sino a la nueva demografía». O sea, ya no se trata solo de la opresión del Estado español: ahora tenemos a los enemigos dentro. Ergo, ¡catalanes, pasemos a la acción! ¡Ah! Estos trabajos de excitación, calentamiento e inducción, TV-3 los sabe hacer muy bien.

Sobre todo, cómo saben seleccionar nuestro paisaje interior. Un joven padre, por ejemplo, sorprendido de que su hijo esté cambiando cromos con un compañero y hablen en castellano tranquilamente. Un grupo de escolares, jugando a fútbol, y usando expresiones castellanas, por ejemplo. O profesores y divulgadores que miran a cámara y dicen: «Si dos lenguas son igual de propias, una sobra (..) Todo alumno de fuera que hemos logrado pintar de catalano-parlante, en la calle lo despintan rápidamente». Y un aviso del programa, contundente: «¡La ley de inmersión lingüística no se cumple!». O sea, un claro mensaje desde TV-3: que cada televidente se instituya en comando, y que actúe contra el enemigo, porque ahora lo tenemos dentro, en nuestras calles, en los patios de nuestros colegios. Dicho de otro modo: consolidado el repte de la naturalitat del català gesta heroica que se consiguió con el pendó de Sue Ellen de aquel Dallas de TV-3 de los 80, ahora hay que pasar a acciones contundentes. Me parece un mensaje insensato, francamente. Claro que, en la actual linea de agit-prop de TV-3, les debe de parecer estupendo.

Permítanme. Si el idioma catalán no lo defendemos en Catalunya, ¿dónde lo van a defender? ¿En Pamplona? Esta frase la he escrito aquí muchas veces. También la he dicho en platós de cadenas de Madrid, que quizá tiene más mérito. Pero otra cosa, bien distinta y peligrosa, es impulsar a la gente y transformarla en comandos guerrilleros.