Ir a contenido

EL SABOR DEL MIEDO

Helados de 'Stranger Things'

Jordi Roca elabora seis fantásticos polos que recrean en el paladar la tensión psíquica que provoca la popular serie de Netflix

La original oferta gastronómica, de edición limitada y gratuita, se distribuirá en las heladerías Rocambolesc desde el 11 de julio

Manuel de Luna

Jordi Roca crea una línea de helados para celebrar la tercera temporada de Stranger Things / ZML

¿A qué sabe ‘Stranger Things’? Este es el reto que la plataforma de televisión Netflix le planteó a Jordi Roca. Y si hay algo a lo que no se puede resistir este chef catalán (que en el 2014 fue coronado por la prestigiosa revista ‘Restaurant’ como el mejor repostero del mundo), es a un desafío gastronómico. Y al igual que hace 15 años creó el genial ‘Helado Oscuro’ (un sorbete de arándanos y vainilla con la cara de Darth Vader) y en el 2017 un polo con la mano de Jaime Lannister de ‘Juego de tronos’ (con naranja y mango), el menor de can Roca, junto con su equipo, ha ideado seis divertidos, fascinantes y, claro está, impresionantes polos que reproducen en el paladar todo el abanico de sabores que conforman esta gran serie de ciencia ficción.

“La idea nos encantó, ya que somos superfans de la serie”, explica la repostera Alejandra Rivas, mujer y mano derecha de Jordi Roca, quien desde el primer momento vio que la plasmación de la propuesta debían ser helados. El siguiente paso era definir el sabor de la serie.         

“Cuando nos pusimos a pensar en el sabor de ‘Stranger Things’ vimos que la serie tiene momentos y personajes muy icónicos y con mucho peso, y a partir de ahí empezamos a trabajar”, explica Jordi Roca, quien se declara ‘seriéfilo’ impenitente y que se atreve incluso a ponerle sabor a otro de los grandes iconos de Netflix: ‘La casa de papel’“Pues sería un helado con gusto de papel”. Claro.

Pero volvamos al fantástico reto: ¿A qué sabe el miedo? “Pues tiene que ser algo incómodo, algo muy solemne como la pimienta… -explica el prestigioso chef-. El miedo también puede ser algo oscuro, como el regaliz. Pero sobre todo es incomodidad, es decir que, cuando lo pruebes, te tiene que echar para atrás, pero que quieras seguir saboreándolo, por supuesto... Es como en la serie, que hay momentos que es incómoda, sí, pero no puedes dejar de verla, porque en el fondo te gusta”.

“La base del trabajo de estos productos es buscar el mayor contraste posible. Es la relajación que precede a la tensión. Así es el contraste de algo muy potente y mucha acidez, y otro muy meloso como puede ser el dulce de leche”, ejemplifica Roca.

Todo este planteamiento se ha plasmado en media docena de helados en los que ha trabajado un equipo de 12 personas durante un mes y medio. “La verdad es que se ha ido muy, muy deprisa”, dice Alejandra, quien recuerda que hubo una semana “muy intensa” con largas madrugadas en las que, además de ir contrarreloj, atendía a su primera hija, de apenas dos meses. “Pero es buenísima, se porta muy bien”, apunta la repostera mexicana.

El resultado final de esta ‘joint venture’ entre Jordi Roca y Netflix son seis helados fascinantes, entre los que Alejandra destaca el ‘Minigorgon’, del monstruo de la serie, que tiene sabor a arándanos, especias, yogurt y gominolas de mora. “Es el que más nos ha costado, por los dientecitos y la boca en forma de rosa –explica-. Pero el resultado es espectacular”.

Pero para gustos, colores, y ella confiesa que su preferido es el 'Gofression', y el de Jordi, el ‘Walkikola’. “Se comió tres seguidos tras elaborarlos”, descubre su mujer riendo. Completan el 'pack' el 'Eleven's Power' (con la gotita de sangre nasal), 'Icesidedown' y 'Dustin'.

Espots promocionales               

Neflix anunciará este original propuesta promocional a través de sus cuentas en las principales redes sociales. Para ello ha preparado una serie de vídeos en los que el propio Jordi Roca presenta su ‘terrorífica’ colección de sabores. Los espots se decantan por el humor con el chef mostrando algunos efectos paranormales de sus inventos. “Me lo he pasado bien actuando”, reconoce Roca entre risas, al verse disfrazado de vendedor de polos con un elegante carrito de helados ‘retro’. “Me parece divertido que el propio autor promocione su obra”, apunta el cocinero, que ya había trabajado con Netflix: en abril del 2018 protagonizó uno de los programas de la serie documental ‘Chef’s Table’.

Y estos espots se han hecho con tanta meticulosidad como los helados: un equipo de 12 profesionales se han pasado más de un día grabando las escenas con Jordi Roca en el plató de la Universidad de Girona denominado ‘Tururut’. Sin duda, se merecía ser el escenario de tan original propuesta.

Tal como ha planificado Netflix, estos anuncios promocionales de los polos ‘Stranger Things’ se presentarán oficialmente en las redes el próximo 10 de julio, y se podrán degustar a partir del 11 de julio en las heladerías Rocambolesc de Jordi Roca y su mujer Alejandra Rivas, otra genial idea de la pareja para recuperar el tradicional carro de postres de El Celler de Can Roca.

Eso sí, los ‘fans’ de los helados de Jordi Roca y ‘Stranger Things’ tendrán que estar al quite: estos seis polos es un regalo para los aficionados, pero es una edición limitada.

“Habrá 3.000 helados, 500 de cada modalidad, repartidos en los dos establecimientos de Rocambolesc que hay en Madrid, el de Barcelona y de Platja d’Aro”, explica Ale Rivas, quien cree que va a ser un visto y no visto (Jordi Roca asiente con cara de circunstancias).           

 Pero eso son gajes de su oficio: si es bueno, no queda ni una miga. Pero el chef catalá no para y ya está preparando nuevos desafíos ‘rocambolescos’ que aún no puede adelantar por mucho que salivemos. Como demuestra su espectacular carrera, para Jordi Roca no hay límites: “Cualquier cosa puede acabar siendo algo que puedas comer”.