Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

El consuelo de Chelo: una perrita de 'cartoné'

A falta del cariño de su compañera Marta, Chelo se abraza a su mascota

Ferran Monegal

Chelo y su perrita de papel (Tele5).

Es muy poco interesante lo que está haciendo ahora Tele 5, intentando sacar más tajada de la boda de Belén Esteban. Que si había un topo en el banquete que filtraba información, que si había gente con bolígrafos espías que hacían fotos, que si le hackearon el teléfono a la propia Belén...  Aquí lo único que seria relevante es que se descubriese que en este doméstico espionaje estuviera implicado el terrible comisario Villarejo. Eso sí sería tremendo.

Es mucho mejor lo que está pasando en Cayo Cochinos en estos momentos (Supervivientes). Comienza a haber un clamor, entre los concursantes, señalando a Isabel Pantoja como: «Una traicionera cobarde que usa a la gente y luego la tira, sin contemplaciones». O sea que, bien mirado, eso demuestra que la Pantoja ya se ha aclimatado perfectamente. Ya ha entendido lo que hay que hacer para que  el negocio funcione. Pero lo que más está subyugando a nuestro canario flauta Papitu es la actual situación de Chelo García Cortes. Le ha pasado una cosa muy dolorosa. Su compañera de toda la vida, Marta, se ha negado a ir a verla. Ha sido un golpe para Chelo. Su amor de tantos años, ¡ay!, pasa de ella. Según algunos cotillas de la cadena, Marta lo que quiere es más dinero. Y el programa le ha mandado a Chelo, en paquetería exprés, a Maggy, para que se consuele. 

Maggy es una perrita que adoptó Chelo en EL 2015. Se quieren enormemente. Pero en lugar de enviarle a la perrita de verdad, le han mandado una foto, a tamaño natural, recortada e impresa en cartoné. Hombre, suponíamos en casa que Chelo se iba a deprimir más. Pues no señores. En cuanto le llegó el paquete tuvo una alegría inmensa y besaba con ternura a la perrita de cartón como si fuera de carne y hueso. Dice Papitu que lo que estaba haciendo Chelo era darle una lección a Marta. Le estaba diciendo desde la tele, aquella frase tan famosa: «Cuanto más te conozco, más quiero a mi perro».

BUCH Y EL PAÍS VECINO .– La presentadora del templo (FAQS, TV-3) le preguntó a Miguel  Buch sobre los incendios: «Usted dijo que Catalunya había recibido la ayuda de un país vecino. Eso no ha sentado muy bien en La Moncloa». ¡Ah! Es una perfecta formulación de pregunta. Garantiza la comodidad del conseller. Resulta que los que están incómodos son los vecinos de allá, de La Moncloa. En Catalunya todos cómodos.