Ir a contenido

AUDIENCIAS

La final de la Champions triunfa en Catalunya

El Liverpool-Tottenham del sábado tuvo proporcionalmente un menor segumiento en el global de España

El desfile del Día de la Fuerxa Armadas pierde más de 200.000 espectadores con respecto al 2018

Manuel de Luna

Los jugadores del Liverpool festejan su victoria en la final de Madrid.  

Los jugadores del Liverpool festejan su victoria en la final de Madrid.  

Las audiencias de televisión del pasado sábado, 1 de enero, presentan dos eventos anuales que suelen tener una gran expectación mediática por diferentes motivos: las retransmisiones del Día del las Fuerzas Armadas y la final de la Champions League. Y en ambos casos las audiencias presentan caídas importantes con respecto al año pasado.

Así, la emisión del defile del día de las Fuerzas Armadas, que ofrecieron simultánemente  como es tradicional TVE-1 y el Canal 24 Horas (de 11.45 a 13.22 horas), congregó a una media de 874.000 personas . Según informa RTVE, el desfile logró un 19,4% de cuota, el segundo mejor dato en cuota registrado desde el 2006.

Una cifra importante, dada la franja de emisión, pero que cae considerablemente con respecto a los datos del año pasado: en el 2018, la emisión desde Logroño logró su mejor dato de los últimos 12 años, con una media de 1,1 millones de espectadores, y un 23,5% de cuota en su emisión simultánea en TVE-1 y Canal 24 Horas.

El otro gran evento del sábado, la final de la Champions entre el Liverpool y el Tottenham, también ha perdido audiencia de forma considerable, aunque hay una razón de peso que los justifica: es la primera final de la historia de la competición que solo se ha emitido a través de la televisión de pago. En este caso, en la plataforma Movistar+.

Según datos de audiencia de Kantar Media, el encuento que ganó el Liverpool reunió a 1,2 millones de espectadores, con un 10,9% de cuota. Esta es la cifra con respecto al global de la televisión en España, pero si centra solo en la audiencia de la tele de pago, el porcentaje da un dato espectacular: el 62,9% de los abonados vieron el encuentro.

Se da la circunstancia de que en Catalunya el seguimiento de esta final ha sido proporcionalmente superior al global de España: fue una de las estrellas de la programación del día con una media de 258.000 espectadores, con un 11,7% de cuota, casi un punto más de media que en al 'share' estatal. Sin duda, influyó el interés de los seguidores del Barça por ver en acción al equipo que, contra todo pronóstico, eliminó a los azulgranas en una remontada histórica.