Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Los Alcántara rompen y Colau tiene novios

Mientras los Alcántara preparan el divorcio, Ada Colau está eligiendo 'pollastre' para la boda

Ferran Monegal

Antonio Alcántara con su hija Inés (TVE-1).

No me atrevo a asegurar que los AlcántaraAntonio y Merche (Cuéntame..., TVE-1), acaben divorciándose, pero su rompimiento es evidente. Han acabado temporada con la habitual estrategia de dejarnos con el corazón en un puño. ¡Ah! Cuentame... ya no es aquella serie que era antes, que contaba los grandes sucesos de la historia de España moderna a través de esa familia del barrio de San Genaro madrileño. Se ha transformado en un culebrón. Pero como culebrón es perfecto. Está muy bien hecho.  Y con una interpretación soberbia. Antonio Alcántara está hecho polvo. Ya se ha dado cuenta de que Merche ha perdído el miedo a volar. O sea que ha leído a Erica Jong. Y mantiene una conversación con su hija Inés, tremenda. Ella le dice: "Papá, deberías quitarte ese disfraz de macho español que llevas". Y él, desnortado pero con ese orgullo torero tan característico del macho ibérico contesta: "No es un disfraz, hija. Yo soy así. Un macho español con dos cojones. Es lo único que me queda". ¡Ah! Qué tragedia la de Antonio. Se mantiene en pie por huevos. Y a nosotros, a la audiencia, nos mantendrán hasta septiembre en la zozobra. Sufriendo sin saber si esta pareja, después de tantos años de matrimonio, ella acabará de paloma voladora y él con los güevos rotos.

ADA COLAU TIENE NOVIOS .–  Mientras los Alcántara se debaten entre una separación temporal o un drástico divorcio, a Ada Colau le han salido novios. La cortejan. Parece que habrá boda pero todavía no sabe con quién. Está analizando a ver qué pollastre le resulta más conveniente. En el claustro de jercícios espirituales Tot es mou (TV-3) llevan toda la semana diciéndole que se tiene que casar con Ernest Maragall porque si se casa con Collboni, que es el demonio, arderá en el infierno. Son muy persuasivos. Han tomado nota del novedoso sistema matemático que ha inventado la portavoz del GovernMeritxell Budó, y han venido repitiendo cada tarde el mismo recuento. De 41 concejales que tiene el Ayuntamiento de Barcelona, los barceloneses le han otorgado al independentismo (ERC + JxCAT) 15. Pero según la nueva matemática, resulta que Barcelona ha votado independencia. Los monaguillos del Tot es mou ahora tratan a Colau con algodones. Esperan que no se descarríe y abrace la religión verdadera.