Ir a contenido

SE JUEGA EL SÁBADO

La emisión de la final de la Copa del Rey sigue en el aire

El juez ha ratificado que se repita este viernes el concurso de adjudicación por los derechos de emisión del Barça-Valencia

Unidad móvil de RTVE en el exterior del estadio Benito Villamarín, en Sevilla. 

Unidad móvil de RTVE en el exterior del estadio Benito Villamarín, en Sevilla.  / JOSÉ MANUEL VIDAL (EFE)

Sigue el lío. El juez ha ratificado este viernes, 24 de mayo, que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) repita el concurso para la adjudicición de los derechos televisivos de la final de la Copa del Rey de fútbol (que se juega este sábado en Sevilla). Y la la Federación ha dicho que solo abrirá el sobre con la oferta de Mediapro, que fue excluida de este concurso. Pero la productora catalana ya ha anunciado que deben ser abiertos todos los sobres presentados PO, por lo que podría presentar un recurso. Esto significaría dilatar la concesión de estos derechos hasta el mismo sábado, con el consiguiente despiste para los potenciales millones de espectadores que lo quieren ver por la pequeña pantalla.

Por el momento, TVE-1, a quien la RFEF otorgó los derechos de emisión de la final Barça-Valencia, ya está emitiendo espots anunciando la retransmisión, y tiene varias unidades móviles desplazadas a los aledaños del estadio Benito Villamarín, donde se jugará el encuentro.   

"En atención con lo acordado por el Juez del Juzgado nº 12 de lo Mercantil de los Juzgados de Madrid se comunica que la apertura del sobre nº 2 de la oferta presentada por Mediapro se realizará a las 17.00 horas en la sede de la RFEF en Las Rozas", ha informado el órgano deportivo.

El Juzgado Mercantil nº 12 de Madrid citó este viernes (10.00 horas) a la RFEF y a Mediapro para resolver el conflicto abierto entre ambas partes en relación con el concurso.

"Se desestima la oposición continuando la ejecución adelante, consistente en retrotraer el procedimiento al momento inmediatamente anterior al acuerdo de exclusión, y proceder a tramitar el mismo conforme el pliego de contratación, con la apertura de sobres, con los apercibimientos legales oportunos referidos en los fundamentos de esta resolución", según ha acordado el juez Moisés Guillamón Ruiz, tras oír a las partes.

El pasado lunes, el juez dictó un auto ordenando a la Federación suspender el concurso y admitir a Mediapro entre las ofertas a considerar para dicha adjudicación. Así, el juzgado fallaba a favor de las medidas cautelares solicitadas por Mediapro ante su exclusión del concurso de adjudicación de los derechos audiovisuales de la final de la Copa del Rey.

El 10 de mayo la RFEF anunció que Radiotelevisión Española (RTVE) ofrecería el encuentro. "Tras la segunda ronda de propuestas para hacerse con los derechos de retransmisión televisiva en España en la que participaron Mediaset y RTVE, la cadena pública se ha hecho con los derechos de retransmisión televisiva de la final de Copa", explicó.

Sin embargo, en el auto con fecha 20 de mayo, al que tuvo acceso Europa Press, el juez ordena ahora a la organización deportiva incluir a la compañía de Jaume Roures entre las ofertas a considerar, retrotraer las actuaciones "al momento inmediatamente anterior al acuerdo" adoptado por la Federación y que supuso la exclusión de la oferta realizada por Mediapro.

Asimismo, el auto del juez ordena a la RFEF que, después de incluir a Mediapro en el concurso, "tramite de nuevo la adjudicación de los derechos televisivos conforme al procedimiento previsto".

Según el juzgado, la decisión de incluir una nueva cláusula que provocaba la exclusión de Mediapro produce un abuso de posición dominante que conlleva la discriminación de los licitadores, "una cláusula tan desproporcionada con los criterios de la LSCP de manera unilateral, sin tiempo de respuesta" provoca que el pliego de contratación "produzca una exclusión e inclusión 'dirigida' ya que los postores suelen ser siempre los mismos, y en número reducido, produciéndose un abuso flagrante de la posición de dominio que ostenta la RFEF en la oferta de los derechos de televisión".

El auto considera "premura inusual impropia de un evento" como la final de la Copa del Rey los plazos establecidos por la RFEF para la adjudicación de los derechos de un partido que está previsto que se celebre el próximo sábado 25 de mayo.

Actitud dilatoria

De este modo, tras oír a las partes, el juez ha dictado este viernes un nuevo auto en el que desestima todas las alegaciones de la Federación e insiste en que "es cierto" que se podían haber presentado las medida cautelares por parte de Mediapro antes, "pero también lo es que el procedimiento se podía haber realizado con la antelación propia de un evento tan relevante" como es la final de la Copa del Rey.

En el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado insiste además en que "del análisis de la citada cláusula y de la testifical practicada se desprende, conforme dispone el auto de 20 de mayo, una posición de dominio de la RFEF y un abuso flagrante de dicha posición por la RFEF consistente en la conducta de incluir una cláusula que directamente excluye a un pujante, por contravenir el principio de no discriminación del R DL mencionado".

Además destaca "no la mala fe" de Mediapro "como alega la ejecutada --RFEF--, sino la actitud dilatoria procesal en este procedimiento por la ejecutada, que al margen de haber sido notificada el lunes, procedió a remitir escrito el miércoles por la tarde recibiéndose en el juzgado con los documentos el jueves, teniendo que convocar a vista para el mismo viernes, pudiendo haber contestado a la misma con anterioridad".