19 feb 2020

Ir a contenido

LA 2 EMITE LA GALA

La primera semifinal de Eurovisión 2019: solo pasarán 10 de 17

Dicesiete países lucharán este martes por un puesto para la gran final, que se celebra el sábado, 18

Miki y los representantes de Francia, Bilal Hassani y de Israel, Kobi Marimi, se han clasificado directamente

CARLES SAVALLS

La chipriota Tamta interpreta la canción de Eurovisión 2019 ’Replay’.

La chipriota Tamta interpreta la canción de Eurovisión 2019 ’Replay’. / JACK GUEZ / AFP

Diecisiete países lucharán este martes, 14 (La 2, 21.00h) en Tel Aviv para conseguir un puesto en la gran final del Festival de Eurovisión, que tendrá lugar el próximo sábado, 18. Sólo se clasificarán 10. Australia, Islandia y Portugal ofrecerán las actuaciones más destacadas de la gala.

 Kate Miller-Heidke es una de las favoritas de hoy. La australiana y sus dos bailarinas actuarán suspendidas de una larga vara elástica que las hará oscilar a un lado y otro del escenario. A sus espaldas veremos imágenes del firmamento y a sus pies, de la Tierra. Con todo ello, tendremos la sensación de que la artista está cantando en la estratosfera su tema 'Zero gravity', una ópera pop que habla de un amor imposible que debe terminar: “Nada me retiene, he de dejarte. Marcho ahí donde la gravedad es cero”, reza su letra.

Islandia, por su parte, nos conectará directamente con el infierno. En Tel Aviv, les representa el grupo punk Hatari con el tema 'Hatrid mun sigra', que traducido significa 'El odio prevalecerá'. Y es que la pieza, interpretada íntegramente con voz gutural, es un canto nihilista. Alerta a algunos fragmentos de la letra: “La vida no tiene sentido; el vacío nos engullirá”. No faltarán en su puesta en escena el látex, los arneses, las cadenas, el fuego y el humo.

Conan Osíris es un cantante de culto en Portugal. Aterriza en Tel Aviv con un tema de su estilo: alternativo 100%, titulado 'Telemóveis', es decir: 'Teléfonos móviles'”. Se trata de un fado con base techno y algunos toques orientales en los arreglos, aderezado con danza contemporánea por coreografía. El vestuario del intérprete y de su bailarín no pasarán desaspercibidos por los flecos y sus brillos.

La elegante serbia

Del resto de la primera semifinal, cabe destacar a la chipriota Tamta, la serbia Nevena Bozovic y el turco Serhat, que llega en representación de San Marino. La de Tamta es una canción disco titulada 'Replay'. La veremos cantando junto a cuatro bailarines que le arrancarán el corpiño a media actuación. Todo muy visual y con el recuerdo del segundo lugar conquistado el año pasado en Lisboa con un tema similar que fue todo un bombazo comercial.

La serbia será la elegancia por antonomasia de esta primera semi. Defenderá con pasión e intensidad el tema romántico 'Kruna', que asegura que “la noche es larga si no estás tú”. Más alegre será Serhat, que invita a ser feliz con su “Say na, na, na”. Para sintetizar: rollo La Casa Azul. La puesta en escena tendrá mucho sabor seventies.

Los checos Lake Malawi también cuentan con su 'Friend of a friend'; alegría y buen rollo y una realización que jugará con la imagen de los artistas para hacer diversas composiciones en pantalla. La griega Katerine Duska escenificarà la primavera usando la imagen de una flor de loto para defender su 'Better love', mientras que el estonio Victor Crone tratará de enamorar a la cámara con su traviesa mirada mientras cante 'Storm'.

El húngaro Joci Pápay y el georgiano Oto Nemsadze aportarán las mayores dosis de emotividad de la noche. El primero cantará solo y descalzo una oda a su padre. El segundo, trae un verdadero himno épico titulado 'Sul tsin iare'. Por ello, le veremos interpretando con unas montañas nevadas al fondo. Y mientras la canción alcance su clímax, el fuego lo devorará todo.

El turno de bailar

El turno para bailar llegará con la bielorrusa Zena y el dúo finlandés DJ Darude & Sebastian Rejman. La primera tiene 16 años y presentó el Eurojúnior de 2018. Las polacas Tulia defenderán 'Pali się' con vestidos multicolor y corona dorada. Su tema mezcla el canto típico de su país con la música disco. El sexteto D-Moll representa a Montenegro con 'Heaven', un medio tiempo que trata sobre la tristeza de un amor perdido.

Los actuación de los eslovenos Zala Kralj y Gasper Santl destacará por pasarse los tres minutos de su tema el uno delante del otro mirándose con nostalgia y mucha timidez. Finalmente, el belga Eliot cantará 'Wake up' junto a dos bailarines que pondrán música en directo tocando unos tambores.

La gala de mañana la abrirá Netta Barzilai, la ganadora del año pasado, que cantará una versión techno de su tema 'Toy'. Lo hará junto a 40 bailarinas que llevarán el mismo vestido que llevó ella en 2018 cuando ganó el Festival. Antes de que se anuncien los 10 finalistas, también veremos actuar a Dana International, la israelí que ganó en 1998 con el mítico ' 'Diva'.

También veremos fragmentos de las actuaciones de Miki, el representante español, así como del francés Bilal Hassani y del anfitrión, Kobi Marimi. Los tres están clasificados directamente para la final del sábado, pero se aprovecha la gala para dar a conocer algo de sus canciones. Los telespectadores españoles podrán elegir a sus favoritas votando a través de los números telefónicos asignados a cada participante o de la App oficial de Eurovisión.