26 oct 2020

Ir a contenido

de la tele a los libros

Ramón Campos: "No hay una burbuja de series, sino de plataformas"

El creador y productor de 'Velvet', 'Fariña' y 'Las chicas del cable' publica 'El orfebre', su primera novela

Marisa de Dios

Ramón Campos.

Ramón Campos. / DANNY CAMINAL

En Bambú, la productora de series como 'Fariña', 'Velvet', 'Las chicas del cable', 'Gran hotel', 'Bajo sospecha' y '45 revoluciones', son todo unos expertos en trasladar al espectador a épocas pasadas a través de sus ficciones. Algo que se repite en 'El orfebre', la primera novela de Ramón Campos, uno de los máximos responsables de esta empresa creada por gallegos y afincada en Madrid que lleva unos años arrasando en el panorama audiovisual español y que sigue sumando títulos a su catálogo: acaban de estrenar el 'thriller' erótico 'Instinto', protagonizado por Mario Casas en Movistar+, y el 24 de mayo desembarcan de nuevo en Netflix con 'Alta mar', un relato de misterio capitaneado por Jon Kortajarena.

La historia de 'El orfebre', publicada por Planeta, está ambientada en Barcelona a finales del siglo XIX, donde un joven que está aprendiendo el oficio de la talla de piedras preciosas de manos de su padre inicia una frenética aventura en busca del diamante más grande jamás visto, que puede darle el pasaporte para casarse con su amada, la hija de un aristócrata. Amsterdam, Ciudad del Cabo y las minas de Kimberley, en Sudáfrica, serán algunas de las paradas de su viaje, un periplo que conlleva también una historia de aprendizaje para el protagonista, como suele ser habitual en las series de su autor.

Escrita con la idea de una posible continuación, 'El orfebre' nació a raíz de un manual de diamantista publicado en Barcelona en 1874 que Campos encontró en una libería de viejo, y le ha permitido a su autor desarrollar un relato sin tener que pensar en las limitaciones que marca el audiovisual. "Sin tener una llamada de la tele preguntando: ¿Pero con qué dinero hacemos esto?". Aunque no descarta que, si la novela funciona en papel, también podría tener vida en la pantalla.

Mano a mano con su mujer

No sería difícil para alguien que dirige (junto a su mujer, Teresa Fernández-Valdés) la productora que está detrás de la primera serie española que produjo Netflix, 'Las chicas del cable', y que tiene en lista de espera de estrenos 'El corredor de la muerte', con Miguel Ángel Silvestre, y 'Bajo escucha', de Isaki Lacuesta, que llegarán a Movistar+ en septiembre, y la serie documental 'El caso Alcàsser' y dos nuevas temporadas de 'Las chicas del cable' en Netflix. Sin contar con lo que puede venir con el próximo desembarco de más plataformas, como Apple y Disney, o con otras que ya han empezado a producir en España, como Amazon.

Las protagonistas de 'Las chicas del cable', la primera serie española de Netflix / netflix

Campos considera que "no hay una burbuja de series, sino de plataformas" y augura la fusión de algunas de ellas, lo que no significa que el buen momento que se vive en la producción de ficción en España se vaya a acabar. "Las plataformas necesitan seguir produciendo para tener abonados", afirma. Lo que sí que cree que va a cambiar es la manera en la que el público sigue las series. "La tele tradicional tiene sentido para el gran evento, la política, las noticias, el fútbol, grandes programas o la telerrealidad. Para la series con publicidad y con obligación de horario va a ser más complicado, sobre todo con las nuevas generaciones", augura.

Lo dice él, que tiene dos niñas mellizas de 8 años en las que siempre piensa cuando se plantea cada una de sus series. "A mis hijas les tiene que hacer sentir orgullosas lo que hago", repite a sus equipos como un mantra. "Veo todos los capítulos de nuestras series antes de que se emitan, o mi mujer", dice, con la que se divide la responsabilidad final de la totalidad de los proyectos que desarrolla Bambú. Solo tienen una excepción: 'Las chicas del cable', en el que cada uno se encarga de una temporada. "Luego siempre hay uno que le pregunta a la familia: ¿A que esta temporada es mucho mejor que la anterior?", bromea.