Ir a contenido

TERCER CAPÍTULO

'Juego de tronos': una larga noche con una muerte sorprendente (ojo, 'spoiler')

Una reaparición y unas cuantas bajas marcan la épica batalla de los humanos contra los caminantes blancos en el tercer episodio de la octava temporada de la serie

Marisa de Dios

Maisie Williams, como Arya Stark, en el tercer episodio de la octava temporada de ’Juego de tronos’.

Maisie Williams, como Arya Stark, en el tercer episodio de la octava temporada de ’Juego de tronos’. / HBO

"La noche es oscura y alberga horrores". Lo avanza Melisandre, la Sacerdotisa Roja, al principio de 'La larga noche', el tercer capítulo de la octava y última temporada de 'Juego de tronos', como un buen anticipo de lo que iban a ver los fans en el episodio emitido por HBO y Movistar+ en la madrugada de este lunes, en el que discurría el esperado enfrentamiento entre los humanos contra los temibles caminantes blancos capitaneados por el Rey de la Noche.

Con las épicas batallas del Aguasnegras y de los Bastardos como impecables precedentes en anteriores temporadas, lo cierto es que las expectativas acerca del episodio de esta última noche eran muy altas. Los creadores de 'Juego de tronos' habían prometido, además, una carnicería... Y no mintieron. No era para menos, habiendo dejado a los amenazantes zombis a las puertas de Invernalia en el anterior capítulo. 'La larga noche' está plagada de muertes, aunque una de ellas es totalmente sorprendente porque da un vuelco de 180º a la trama. 

Si todavía no ha visto el episodio y no quiere que le chafen el suspense, quédese aquí y no siga leyendo. Avisado está. Si es de los que no le importa enterarse de los 'spoilers', aquí le avanzaremos unos cuantos.

Un episodio muy oscuro

Como ya advierte Melisandre, que reaparece a caballo nada más comenzar el episodio, 'La larga noche' es oscura (se rodó a lo largo de 55 noches) y desasosegante. El combate cuerpo a cuerpo entre muertos y vivos abarca todo el capítulo, con Jaime Lannister, Brienne de Tarth, Jorah Mormont, Sandor Cleane, Gendry, Arya Stark, Jon Nieve e incluso Sam y Daenerys desenfundando sus espadas contra los zombis.

La batalla no solo se despliega sobre la nieve y entre la bruma que envuelve Invernalia, sino también en el aire, donde Daenerys y Jon, a lomos de los dragones Rhaegal y Drogon, se las ven con el hierático Rey de la Noche que, montado sobre Viserion, no para de dar muestras de su poderío.

El Rey de la Noche, en el episodio de anoche / hbo

Ni dohrakis, inmaculados, salvajes ni el fuego del Señor de la Luz pueden parar a las huestes del líder de los caminantes blancos, que solo tiene que alzar sus manos para sumar a su ejército a los caídos en combate del bando de los vivos. Edd Tollett, el compañero de Jon Nieve en el Muro, es el primero en caer, a los que siguen la valiente Lyanne Mormont y el resucitado Beric Dondarrion, que se sacrifica para salvar a Arya Stark.

Momentos catárticos

Entre las escenas de la gran batalla, los creadores de 'Juego de tronos' salpican la acción de momentos íntimos y casi catárticos para algunos de los principales personajes. Como el que viven Tyrion y Sansa escondidos en la cripta de Invernalia (donde también están la Araña y Missandei), recordando su aciago matrimonio; o Theon Greyjoy, protegiendo a Bran Stark en el Bosque de los Dioses. "Theon, eres un buen hombre. Gracias", le dice el pequeño de los Stark liberándole así de su culpa antes de que el Rey de la Noche acabe con la vida del hijo del antiguo monarca de las Islas del Hierro.

Emilia Clarke e Iain Glen, como Daenerys y Jorah Mormont  / (HBO)

El chico convertido en el Cuervo de los Tres Ojos se vislumba en los últimos minutos del episodio como el objetivo final del líder de los zombis, que, viendo su victoria al alcance de la mano, solo tiene que deshacerse del hermano de Jon Nieve para terminar con todos los recuerdos del mundo de los vivos e imponer su imperio de muertos. Pero la aparición de Arya Stark, a la que por un momento parece que está a punto de estrangular, hace que todo dé un vuelco. La joven guerrera le clava una daga de acero valyrio que hace que el Rey de la Noche acabe haciéndose añicos de hielo, igual que todo su ejército.

Objetivo: Cersei

Por el camino, además de los muertos ya citados, se queda también Jorah Mormont, agonizante en brazos de una desconsolada Daenerys. Y Melisandre, que una vez derrotado el Rey de la Noche, se quita su collar mágico antes de envejecer de golpe y derrumbarse sin vida sobre el hielo. 

Isaac Hempstead Wright, como Bran Stark / hbo

A 'Juego de tronos' le quedan todavía tres capítulos para poner punto final a una serie que, sin duda, ha marcado la última década en televisión. Con la derrota de los muertos, Jon Nieve y Daenerys volverán a centrar su atención en Desembarco del Rey, donde Cersei sigue aferrada al Trono de Hierro. Desde la última vez que la vieron, la hermana de Jaime y Tyrion ha reforzado sus tropas con la Compañía Dorada. Pero no cuenta con que Arya la tiene en su lista de la venganza. Y visto lo visto, a la hija de Edd Stark no hay quien se le resista.