Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Ferraz abarrotado, Génova un desierto

Ferran Monegal

Contraste entre las sedes de PP y PSOE. 

Eran las 22 horas, 17 minutos y 50 segundos de la noche. Ya estaba el escrutinio al 73%. Los datos ya eran prácticamente inalterables. Y Antonio García Ferreras, al frente de su especial Al Rojo Vivo. Objetivo La Moncloa (La Sexta), exclamó: «Atención. Fíjense en estas dos imágenes. A la izquierda, la calle Génova, sede del PP. A la derecha, Ferraz, sede del PSOE». ¡Ah! El golpe visual era demoledor. En Ferraz no cabía un alfiler.  Muchedumbre vibrante. Alegría inmensa. Remolinos de banderas rojas. Una fiesta. En Génova, un paisaje de indescriptible tristeza. El vacío en su expresión más desoladora. En el desierto de Gobi, por las tardes, hay más gente. Le decía a Ferreras  la reportera Yerma Ruano, destacada en Génova: «Somos más los periodistas que los simpatizantes del PP. ¡Se han ido hasta las furgonas de la policía!».¡Ahh! Qué contraste visual en la pantalla del televisor. A un lado gentío y euforia; en el otro la penumbra, la soledad más tremenda. Y La Sexta rompiendo el techo de las audiencias. Más de cuatro millones de espectadores. Otra vez, el canal informativo de referencia. Atrás, mucho mas atrás, TVE-1, T-5 y A-3 TV, por este orden. Anotemos otro contraste sugerente dentro del imperio Atresmedia: si en La Sexta resaltaban con intensidad el triunfo de Pedro Sánchez y el PSOE, en A-3 TV la alegría les sobrevenía al comprobar que Ciudadanos de Albert Rivera iba sumando diputados de manera esplendorosa. Ambas cadenas coincidieron, eso sí, en señalar el tremendo batacazo de Pablo Casado y del PP. Catastrófico.

EL TITULAR QUE TV-3 NO SE ATREVIÓ A PONER .– Alegría en Sant Joan Despí por la ciclópea subida de ERC. Pero se cuidaron mucho de no contrastarla con el descalabro de JxCat. ¡Ah! Pasaron de puntillas sobre el batacazo de esta formación. En el 2011 tenía 16 diputados –entonces se llamaba CiU–  y ayer se quedó en 7. En ocho años una caída de más del  60%. Un buen titular habría sido: «Junqueras se come a Puigdemont». Pero no se atrevieron. Prefirieron ir a remolque de lo que JxCat iba diciendo. Iban colocando estos rótulos: «El país ha fet molt bon resultat» «Mai com ara hi haurà tants diputats independentistes a Madrid». ¡Ah! Que eso lo diga JxCat para camuflar su derrota es hasta enternecedor. Que TV-3 lo impulse como su mensaje, como su análisis periodístico, es de pena.