Ir a contenido

ESTRENO EL DOMINGO, 7

Frank Cuesta: "Hay cazadores y también 'escopeteros'"

El divulgador se adentra en 'Wild Frank. Caza' (DMax), en el mundo de la cinegética, para dar voz a todos sus protagonistas y ver cómo afecta a la naturaleza

Inés Álvarez

Promoción del programa ’Wild Frank: Caza’ en DMAX. / DMAX

Tras adentrarse en el mundo de la tauromaquia, hablando con defensores y detractores, Frank Cuesta vuelve a DMax este domingo, 7 (21.30) con una nueva entrega de tres capítulos de 'Wild Frank', dedicada en esta ocasión a la caza. Y para conocer más de cerca esta práctica y cómo afecta a la naturaleza, el divulgador ha recorrido varios puntos de España, dando voz a los diferentes tipos de cazadores y a los animalistas y ecologistas que luchan contra ella. 

El divulgador, en el monte con un animal cazado/ DMAX

"El espacio intenta concienciar, sobre todo a la gente joven, de que si queremos defender a los animales y la naturaleza lo tenemos que hacer desde el entendimiento. Porque, si no, los que pierden son animales y naturaleza", sostiene Cuesta. "Hacer un programa sobre la caza es acercar ese mundo a la gente para decirle: a lo mejor hay caza que no está tan mal, porque la del 2019 es necesaria para el mantenimiento de las especies".

Cazadores y escopeteros

Para describir esta compleja realidad, el herpetólogo visita enclaves de Galicia y Andalucía, pasando por Guadalajara, Teruel, Toledo, Ciudad Real y Madrid. Allí conoce a quienes practican la caza mayor y la ven como una "gestión del ecosistema", como Ángel López Maraver, presidente de la Federación Española de Caza. "Gente que entiende la naturaleza, que la gestiona, limpia y cuida. Con la mente puesta, eso sí, en puntos como que el plomo no es bueno para el medioambiente y por eso se está buscando munición más ecológica. Eso son los cazadores. Luego están los 'escopeteros', que son los que disparan a cualquier cosa", aclara.

El divulgador, con animalistas defensores del zorro. / DMAX

También aparecen en el programa quienes reclaman el fin de las subvenciones públicas a la caza y que esta no se considere una práctica deportiva. "Es muy complicado que tú, desde  tu ciudad, simplemente porque te gusta ver un ciervo coriendo, entiendas que donde hay 500 tendría que haber 100. Y que eso afecta a esa especie por un tema de genética, enfermedades, comida.... Siempre lo digo: la naturaleza es dura, sucia e injusta", sostiene. Y añade: "Los animalistas hacen una gran labor dando una voz de alerta y diciendo que hay que regular la caza. Si no se convierten en terroristas, con insultos como el de 'asesino', claro". 

Destino turístico

El divulgador no considera que, al final, se trate de una lucha entre gente de campo y urbanitas: "Es una lucha entre humanos. Los cazadores, los agricultores, los ganaderos y los animalistas... deberán entenderse y llegar a acuerdos". En el programa también tienen voz los agentes de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que luchan contra los cazadores furtivos. "Que son los que más daño hacen al mundo animal".

"La caza del 2019 es necesaria para el mantenimiento de las especies"

Más del 80% del territorio español está declarado cinegético. El programa muestra que "el mundo rural está muy abandonado y que hay pueblos que viven de la caza. Porque esta no es solo pegar tiros, también hay transportistas, ojeadores, limpiadores de monte..." , puntualiza. Además, España es uno de los principales destinos de turismo cinegético de Europa, con 40 modalidades de caza. "Hay zonas en las que se organizan monterías, que es un negocio; en otras, más rurales, cazan para hacerse una liebre con arroz el domingo... Unas prácticas las veo mejor y otras, peor. Pero lo cierto es que dentro de nosotros hay un cazador. Somos depredadores", asegura.

Galgos y lobos

Cuesta no cree que 'Wild Frank. Caza' sea oportuno para conocer a los cazadores, ahora que se han convertido en el objetivo de formaciones como Vox para lograr votos: "Lo que siempre es oportuno es enseñar lo que es la naturaleza. Más que de hablar de cazadores, el programa habla de esto". Y de temas espinosos como los galgos, los lobos y los perros peligrosos: "Porque nadie se moja de esta manera; todo el mundo se pone un poco de perfil. Teníamos que entrar en todo. Y la presión a nivel personal es brutal. Es exponer una imagen pública. En algunos casos se va a difamar; en otros, a engañar, y en otros, a entender, que es lo que queremos".

Este mes se han cumplido 20 años que Cuesta se dedica a rescatar animales, y aunque ha ganado de todo menos amigos, no flaquea: "Tú no vas a salvar el mundo, pero puedes hacer un mundo mejor alrededor tuyo. Cada vez que recuperas un animal y te mira a los ojos, te compensa. Y te hace no perder la ilusión", confiesa.

Temas: Caza TVE