06 jun 2020

Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

A Casado le urge un duelo con Sánchez

Ferran Monegal

Pablo Casado en ’El hormiguero’.

El último político que ha ido a divertirse a El hormiguero (A-3 TV) ha sido Pablo Casado. De los tres candidatos que han pasado por este programa, las audiencias conseguidas reflejan este balance: Albert Rivera 16,7%; Pablo Casado 14%; Pablo Iglesias 12,5%. Hay que consignar que Iglesias tuvo que competir con el partido de fútbol, en abierto, Malta-España. La entrevista de Motos a Casado discurrió por el cauce espumoso, entretenido y amable. Solo cuando hablaron de la notable pérdida de votos del PP en los últimos años, y de los casos de corrupción como posible causa, y tras advertir Casado«La corrupción de un par de sinvergüenzas que han traicionado al partido», solo en ese instante Motos tuvo un punto de vergüenza ajena y añadió: «Un par... ¡o dos pares!». Efectivamente. Mirando solo los casos de corrupción del PP en Valencia, no sería exagerado decir «dos pares de toneladas». Pero al margen de ese momento, el clima fue de alegría con fin de fiesta musical: le colocaron a Casado una guitarra, una acústica baja, y se sumó a un combo que versionó un tema de Bruno Mars.

Como dato sorprendente, cuando se le preguntó quién era su mentor, su maestro, su faro político, dijo "Adolfo Suárez". ¡Ah! No sabemos si Aznar se habrá molestado. El instante en que más coincidieron, en que más se hermanaron entrevistador y entrevistado, fue a propósito de Pedro Sánchez. Ambos están muy molestos con el presidente del Gobierno. Motos, porque Sánchez  ha declinado ir a divertirse a El hormiguero. Y Casado, porque busca, necesita, le urge un cara a cara con él, y por ahora no se lo da. Decía el líder del PP: «¿Por qué no acepta el cara a cara que le he pedido? ¡Los líderes de la oposición siempre han debatido con el Presidente!». Hombre, ahí Motos debería haberle recordado que Aznar, en el año 2000, se negó a hacer un cara a cara con Almunia, entonces líder de la oposición (PSOE). Y Rajoy, en el 2015, en lugar de ir él al debate a cuatro (A-3 TV), mandó a Soraya. Puntualizados los datos, estamos de acuerdo en que un cara a cara Sánchez-Casado sería de interés nacional.

Sobre Catalunya, en concreto a la pregunta: «¿Cerraría TV-3?»contestó: «Si sigue siendo una cadena al servicio del independentismo ilegal, o si hay programas cuya linea editorial no es resoluble, sí». Llevo horas pensando en lo de la linea editorial no resoluble, y no acabo de pillarlo.