Ir a contenido

TÚ Y YO SOMOS TRES

Martirologio en TVE

Ferran Monegal

Jareño recibe a Montero (TVE-1). 

Es tremendo lo que está pasando en TVE. La mayoría de programas no llegan ni al 10% de cuota de pantalla. Los informativos no progresan. Nuevas apuestas, como el infumable Lo siguiente, va a ser retirado en breve. Ha habido días en que La Sexta les ha vencido. Y claro, la caverna se frota las manos y carga con una ferocidad nunca vista. ¿Cómo se ha llegado a este desbarajuste? ¡Ah! Intentemos contarlo de forma sencilla. El 30 de junio del 2018, Rosa María Mateo fue nombrada Administradora Provisional única. El nuevo Gobierno socialista intentó con esta medida acabar con el staff que venía ajerciendo de monaguillo del PP, transformando la información en propaganda de Rajoy y su partido, y que acumulaban cientos de denuncias del Comité de Informativos, señalando las consignas y las censuras. Con la elección de Rosa María, periodista de impecable trayectoria, se pretendía recobrar la fiabilidad y la equidistancia partidista. De hecho, en los Telediarios se notó un cambio enseguida. Pero la provisionalidad de la Administradora era su talón de Aquiles. Fue para tres meses y con ese horizonte, y prorrogado a trompicones, no se puede planificar ni la compra de un bolígrafo. Además, fue, y es, martirizada con infinidad de requirimientos del PP. El diario.es y Vertele se han tomado la molestia de anotarlos: 1.463, muchos absolutamente inverosímiles. O sea, desgastar, erosionar, colapsar y con el plus añadido de los palos en las ruedas que los restos del ancien régime le viene colocando desde dentro, lo cual indica que esa purga de la que habla la caverna ha sido en todo caso suave y casi imperceptible.

El caso del todavía director Eladio Jareño, por ejemplo, es muy pintoresco y significativo. Esta virtuosa criatura –toda una vida ligado al PP desde sus tiempos de jefe de prensa del PPC en Catalunya– no fue cesado de su cargo de director de TVE. Hubo un amago de dimisión, nunca hecho efectivo, cuando C's le buscó cobijo en la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, pero como este organismo también está en situación surrealista, nunca llegó a ese destino. Por eso le vimos el lunes recibiendo, como director de TVE, a Irene Montero para ser entrevistada en el Telediario. ¡Ah! Recibir con honores a Podemos, cuando no hace mucho ellos mismos, los del antiguo staff de TVE,  les vetaban, es una de estas paradojas impagables de la vida.